Domingo, 23 de Junio de 2024 Nubes 13.2 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.2 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Sociedad

Con el radar del auto y un celular, logró captar fantasmas en un cementerio

Cementerio

Hay un sinfín de situaciones paranormales que despiertan las dudas en este plano. Por esto, lo acontecido en un cementerio, que se hizo viral en las últimas horas, llamó la atención miles de usuarios de la red social X (ex Twitter).

Cerca de los cementerios suelen suscitarse todo tipo de actividades que van por fuera de lo cotidiano. La cuenta "HumansNoContext" de la mencionada X —la misma amasa más de 5 millones de usuarios— compartió un video de una persona dentro de su auto.

Allí se ve un display con un auto que se proyecta en una pantalla dentro del vehículo; cuando mueve el objeto se percibe como comienzan a aparecer "personas". Sin embargo, cuando quien filma levanta la lente para mostrar lo que se proyecta más allá del parabrisas no se ve a nadie.

Cabe destacar que esta tecnología ayuda a evitar accidentes de tránsito, mostrándole a quien maneja eventuales peatones que esté cerca del automóvil.

¿Lo saliente de este episodio? La persona dentro del vehículo está en el estacionamiento de un cementerio. Nadie se acerca en "la vida real". Por supuesto, para quienes creen en este tipo de situaciones, comenzaron las especulaciones en redes sociales.

Otro hecho paranormal, ¿en un cementerio? No: en la casa de Gran Hermano

Ante una nueva gala de eliminación en Gran Hermano, las redes sociales estallaron al ver que ocurrió una situación paranormal dentro de la casa y que tuvo como protagonista a Furia, cuando se encontraba comiendo sola.

La célebre integrante de la casa comenzó un diálogo frente a cámara con el público y dijo: "¿Cómo están cariños? Bienvenidos a una media tarde con Furia”. De repente se abrió la puerta de par en par y se cerró sin que haya nadie.

Aparentemente, fue una presencia del más allá porque no había ninguna brisa o corriente de viento que hiciera que forzara el movimiento de la abertura. Furia soltó: “Uy, entró de nuevo. Bueno, y hablando de mitos, gracias a la chica que me vino a gritar”.