Viernes, 19 de Abril de 2024 Cielo claro 17.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 17.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1025
Economía

Cómo el Gobierno consiguió alcanzar el superávit fiscal en el mes de enero

Milei motosierra - plan económico

Vía Twitter, el ministro de Economía Luis Caputo destacó que en enero el país había alcanzado un superávit financiero de $518.408 millones y Milei lo replicó con bombos y platillos afirmando que "el déficit cero no se negocia".

Aun así, varias voces se pronunciaron al respecto y afirmaron que se trata de un superávit insostenible. Los recortes de gasto que afrontó el gobierno de Milei para llegar a dichos números implicaron ajustes en obras de infraestructura, salud, educación y tranferencias a provincias.

Ahora bien, ¿cómo se llegó a implementar semejantes recortes? Una pequeña metáfora condensa el modo en que el gobierno alcanzó el superávit: licuadora.

Lo cierto es que con la altísima inflación de estos meses (y la que ya se venía dando durante el último año de la gestión de Alberto Fernández), la recaudación aumentó nominalmente en paralelo con la evolución de la suba de los precios, es decir alrededor del 250% interanual entre enero de 2023 y enero de 2024.

Sin embargo, los gastos corrientes, es decir los que el Gobierno destina a cuestiones tan indispensables como la educación la salud, las obras de infraestructura y la energía, en el mismo período sólo subieron 130%. Se trata de una diferencia de más de 100 puntos porcentuales entre ingresos y gastos que conlleva una enorme reducción de los gastos en términos reales.

Pero además el Gobierno realizó recortes de gastos en términos nominales. Se trata de las transferencias a las provincias, que de enero del año pasado a enero de este año se redujeron un 0,9%.

Presiones para aumentar los gastos

En el Congreso distintos bloques de la oposición ya comienzan a hacer movimientos para convocar a una paritaria docente, además de intentar obligar al estado nacional a que envíe el Fondo Nacional de Incentivo Docente a las provincias, algo que también reclaman los sindicatos del sector.

Al mismo tiempo, la CGT está reclamando un aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil del 85%, algo a lo que el Gobierno se rehúsa.

Pero a parte de las protestas de los distintos sectores afectados, la licuación de gastos condujo a la falta de fondos en el sector enegético. De hecho la empresa Cammesa ya le explicó a los funcionarios del Gobierno que no cuenta con los fondos suficientes para pagar a las empresas generadoras.

Cammesa es una empresa intermediaria: le paga la energía a las generadoras y le vende a las distribuidoras, que no dependen del estado nacional sino de las provincias. A pesar de los llamados al Ministerio de Economía, Cammesa aun no recibió los fondos necesarios, a pesar de que el Gobierno prometió que se los iba a enviar.

De esta forma, a pesar de que Milei agite la bandera de déficit cero, muchos dudan de que pueda sostenerse a lo largo del tiempo.

Está pasando