Sábado, 15 de Junio de 2024 Cielo claro 15.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 15.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Deportes

El escandaloso penal que abrió una grieta en River a 10 días del Superclásico

River penal

River no pudo ganarle a Atlético Tucumán e hizo pública una faceta mucho más preocupante que el mal funcionamiento que venía mostrando como visitante: en un polémico penal que Esequiel Barco falló dos veces, el equipo exhibió disputas internas entre los jugadores y con el entrenador, Martín Demichelis.

Todo ocurrió a las 25 del primer tiempo, cuando el árbitro Nazareno Arasa sancionó una falta de Néstor Breitenbruch sobre Nacho Fernández dentro del área. Y ahí fue cuando comenzaron a verse diferentes escenas de una secuencia polémica, que tuvo como punto cúlmine la desobediencia de Barco al entrenador y su posterior reemplazo.

Lo primero que llamó la atención fue que Miguel Borja y Esequiel Barco corrieran a buscar un balón para patear el penal y, cuando el colombiano le pidió a Facundo Colidio que le alcanzara una pelota, éste se la revoleó lejos. El goleador del campeonato cogió la pelota y pidió una explicación, pero entonces Demichelis decidió que Barco fuera quien ejecutara. Fastidioso, el “Colibrí” tiró la pelota lejos.

Barco, sin embargo, pateó muy mal y el arquero José Devvechi contuvo el remate, pero el VAR detectó una invasión al área y ordenó que el penal se ejecutara de nuevo. Demichelis, entonces, decidió que fuera Borja quien pateara esta vez, pero no hubo forma de quitarle la pelota a Barco.

Haciendo caso omiso a la orden del técnico, Barco pateó peor su segundo remate y la tiró a la tribuna, lo que generó la rabia del entrenador. En el entretiempo, el ex Independiente se fue llorando del campo de juego y Demichelis lo reemplazó por Franco Mastantuono.

Tras el partido, que terminó sin goles, Demichelis intentó quitarle drama al episodio. “Consideré que no estaba emocionalmente al 100 por ciento para que siga jugando y por eso decidí reemplazarlo (…) Barco ya pidió disculpas. Es un buen chico, no es egocéntrico y de esto sacará una gran experiencia. Cualquiera de los dos podía patear, cuando erró Esequiel, pedí que Miguel pateara, pero no se dio".

Barco ya pidió disculpas. Es un buen chico, no es egocéntrico y de esto sacará una gran experiencia

Y aclaró que lo que tenga para hablar con el plantel, lo va a hacer "puertas para adentro”.