Domingo, 23 de Junio de 2024 Nubes 9.8 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 9.8 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Cultura & Espectáculos

Pablo Duggan y Florencio Randazzo protagonizaron un fuerte cruce por la Ley Ómnibus

duggan randazzo

El periodista Pablo Duggan y el diputado nacional Florencio Randazzo protagonizaron un picante cruce durante un móvil de C5N. “Alcahuete”, “rufián”, “sos una vergüenza”, “callate la boca”, “no puedo creer que apoyes esto”, “no me vas a correr ni a faltar el respeto”, fueron algunas de las durísimas frases que se dijeron.

Duggan empezó la entrevista con una crítica hacia Randazzo, quien ahora es aliado de Javier Milei y antes fue ministro del Interior y Transporte de Cristina Kirchner, por su apoyo en general a la Ley Ómnibus. “Que vos, que ayudaste a la recuperación de los ferrocarriles, contemples la posibilidad de que se privaticen, la verdad no lo puedo creer”, afirmó.

“No te hacía un militante k”, chicaneó Randazzo. “Te conocí cuando eras crítico con el gobierno de Cristina y yo lo honraba con mi gestión”, agregó el ahora diputado de Hacemos Coalición Federal. “A vos te preocupa lo que yo pienso, es una vergüenza. Vos también participaste del gobierno y después fuiste opositor, el muerto se ríe del degollado”, contestó Duggan.

Randazzo no tardó el elevar la discusión: “Sos una vergüenza vos. Tranquilizate”. “No soy alcahuete ni rufián de ningún medio de comunicación. Tu función es escuchar e informar, no ser un militante para tal vez quedar bien con el dueño de un medio”, redobló la apuesta. “A mi no me vas a correr, ¿sabés? Porque yo soy un hombre coherente y honrado. Mucho menos faltarme el respeto, ¿te queda claro?”, siguió el legislador.

“Vos acompañás al Gobierno, hacete cargo”, aseguró Duggan. “Callate la boca, estás acostumbrado a faltar el respeto”, replicó Randazzo. “Yo competí contra este Gobierno y no lo acompaño. No digas estupideces para quedar bien con tus patrones”, expresó quien fue candidato a vicepresidente de Juan Schiaretti.

Mirá el fuerte cruce entre Duggan y Randazzo: