Jueves, 20 de Junio de 2024 Muy nuboso 14.4 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 14.4 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Política

Patricia Bullrich justificó la decisión del oficialismo de dar marcha atrás con el paquete fiscal de la Ley Ómnibus

Bullrich

Las reacciones a la eliminación del capítulo fiscal de la Ley Ómnibus que anunció Luis Caputo anoche fueron varias. Desde el Gobierno, Patricia Bullrich festejó la decisión y sostuvo que se trató de una eliminación de “obstáculos para no perder el rumbo”.

En medio de una semana cargada de tensiones y desprolijidades comunicacionales, Luis Caputo habló finalmente a última hora de este viernes para informar sobre la decisión del Gobierno de eliminar el paquete fiscal que incluía el proyecto de Ley Ómnibus.

El anuncio despertó varias reacciones en redes sociales, donde algunos referentes de la “oposición dialoguista” manifestaron aprobación, mientras la izquierda y el peronismo expresaron su preocupación sobre varios aspectos que se mantienen intactos.

Por su parte, Patricia Bullrich intentó justificar la decisión del Ejecutivo: “Cuando la negociación pierde el objetivo buscado se convierte en un paso para la continuidad y no para el cambio que el país necesita. Así es que se eliminan los obstáculos para no perder el rumbo”, escribió la ministra y cerró con la frase “Claro como el agua”.

El anuncio de Caputo reveló que se eliminará el capítulo fiscal de la ley, objeto de varios desacuerdos y enfrentamientos con los gobernadores de diferentes provincias. En línea con el apuro de un Gobierno que pretende aprobar una gran cantidad de reformas en tiempo récord y con la menor discusión posible, explicó: “No queremos que por esto se demore algo que consideramos necesario y urgente”.

De este modo, quedan momentáneamente afuera cuestiones como el blanqueo de capitales, la moratoria, el adelanto de los bienes personales, la ley de ganancias, las retenciones y la modificación de la fórmula jubilatoria.

Sin embargo, desde la oposición manifestaron que esa remoción no cambia ninguno de los muchos otros puntos de la ley que despertaron preocupación entre varios sectores, como el referido al ambiente, no resuelve las escandalosas denuncias sobre negociaciones y cambios al documento por fuera del recinto ni quita las facultades extraordinarias que tendría el presidente por un año.

Está pasando