Sábado, 22 de Junio de 2024 Nubes 17.6 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 17.6 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Economía

¿Cuánto cuesta morirse en Argentina?

cuánto cuesta morirse

Para saber cuál es el valor de un servicio, primero hay que entender cuál es el monto que se toma del ingreso de un asalariado argentino para costearlo. Si utilizamos como referencia el índice del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM)—establecido por ley— fijado por último vez en octubre del 2023, un trabajador percibe haberes con un piso mínimo de 132 mil pesos.

El valor del “servicio integral” —como lo llaman Sepelios Dorrego, con sede en el barrio porteño de Villa Crespo— ronda los 300 mil pesos: esto comprende el traslado desde el hospital donde haya fallecido la persona; un féretro estándar (si el cuerpo sobrepasa los 100 kilos se paga un sobreprecio que oscila entre 10 y 20 mil pesos más); un responso con un cura (si la persona profesaba la fe católica); una despedida y la cobertura de una estadía de un año en el Cementerio de Chacarita.

Por supuesto, también cabe la pena destacar que hay una tarifa más accesible provista por la misma empresa si en lugar de velarlo a cajón abierto se lo crema directamente. En el caso de lo mencionado previamente, su valor desciende a 240 mil pesos.

Mientras que esta última cifra puede casi duplicarse (410 mil pesos) si se brinda un mantenimiento de nicho durante dos años. ¿Por qué su valor es notoriamente superior? Porque se encarece el material con el que el occiso es depositado en el cementerio, así como también la inclusión de un tratamiento en formol y, a posteriori, la soldadura de la “caja metálica”.

Otro punto de la Ciudad de Buenos Aires que funciona como referencia es el tradicional barrio de Caballito. Allí, por ejemplo, la Casa Virgili brinda por 330 mil pesos (con un 21% más de recargo si se pide factura) una atención que cuenta con la típica ambulancia de traslado; la realización de los trámites administrativos ante el Registro Civil; la disposición de una sala velatoria —la duración promedio es de tres horas—; una carroza fúnebre y la partida de defunción.

Un barrio que se encuentra en las adyacencias del último mencionado es Parque Chacabuco, donde se pueden encontrar valores más populares con respecto a los anteriores.

En este caso, la Cochería Pavón provee un “servicio velatorio” más discreto en materia de confort para los familiares que despidan al muerto: por 212 mil pesos se puede obtener una discreta despedida de tan solo dos horas y luego la cremación. En caso de que haya traslado al cementerio esa cifra se encarece, pero los trabajadores consultados para este informe no dieron mayores detalles a no ser se haga efectiva “una seña del 10% del total, para seguir con las averiguaciones”.

cajón

Retomando el punto central, y siempre usando de referencia el salario MVM, se necesitan al menos dos ingresos juntos para poder afrontar el gasto de la muerte en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sin embargo, como otros tantos servicios, al alejarnos de la General Paz, podemos vislumbrar alternativas más razonables a la hora de contratar una cochería que se encargue de parte más tedioso y burocrático del dolor.

¿Cuáles son los valores atravesando la General Paz?

En Avellaneda, localidad del sur de Provincia de Buenos Aires, el valor es de 235 mil pesos más 40 mil pesos en el caso de que haya cremación. Otro dato no menor es el del pago en efectivo. En casi todos —por no decir todos— los servicios se abonan al contado: no por transferencia, no por tarjeta de crédito o débito.

En los lugares donde el pago es por alguna vía alternativa a la del billete se cobra el recargo por IVA, lo que le agrega un 21% más al total discriminado en el talonario que acercan quienes venden sus propuestas.

Unos kilómetros más al sur del Gran Buenos Aires nos encontramos con una cochería del partido de Lanús: allí se aprecia un incremento de 15 mil pesos con respecto a Avellaneda por el servicio básico. En cambio, en Lomas de Zamora, se pueden ver pisos de 300 mil pesos en promedio.

Pasando a la zona oeste del Conurbano, se encuentran los valores más asequibles. En Morón, por ejemplo, la cremación tiene un monto techo de 130 mil pesos. A tan solo unos kilómetros, más específicamente en la localidad de Ituzaingó, ese mínimo crece, pero siempre se mantiene por debajo del resto de las cocherías relevadas: 70 mil pesos más en promedio por el mismo tipo de oferta.

En la zona más opulenta del Gran Buenos Aires, mientras más al norte de Ciudad se encuentre la empresa funebrera, más caro será el servicio. En San Isidro, los mínimos se sitúan en 320 mil pesos para enterrar a un ser querido, mientras que, en el partido de Vicente López, ese valor desciende apenas en un 5%.

flor

El Estado provee una única ayuda a los familiares que deben costear un gasto de estas características a través de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES): se trata del “subsidio de contención familiar” por el valor de 15 mil pesos.

Es una asignación de pago único para familias en situación de vulnerabilidad en las que haya fallecido un ser querido. La misma puede ser tramitada previa gestión de una clave en el sitio web oficial de la ANSES.

Cabe destacar que el plazo para solicitarlo es de un año, pese a que se haya abonado el servicio en una casa fúnebre. El detalle no menor es que para eso, la familia tiene que presentar la factura que la cochería emitió debidamente a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Está pasando