Viernes, 01 de Marzo de 2024 Nubes dispersas 24.7 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 24.7 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $889
Dólar Blue: $1050
Agro Con Vos

Ya se negociaron más de 3,7 millones de toneladas en el dólar soja IV

dólar soja IV

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que se negociaron hasta el viernes de la semana pasada más de 3,7 millones de toneladas correspondientes al dólar soja IV.

Cabe destacar que el Programa del Incremento Exportador (PIE), luego de que el Decreto 443/23 lo reestablezca hasta el 30 de septiembre, no será prorrogado según informaron fuentes oficiales.

De las 3.724.651 toneladas comercializadas desde el 5 de septiembre, 2.645.920 toneladas corresponden a nuevos contratos (precio hecho y a fijar) que se concertaron después de la medida, mientras que las restantes 1.078.731 toneladas son a fijaciones de contratos de la modalidad "A fijar", que se habían concertado previo a la medida.

"Durante la semana pasada, se negociaron 1.081.663 toneladas entre nuevos contratos y fijaciones, un 36% menos respecto a la semana previa, pero un 14% por encima a lo comercializado durante la primera semana donde el programa empezó a estar vigente", destacó la Bolsa.

dólar soja iv

Dinámica dólar soja

En relación al total negociado, el 90% de las operaciones tienen precio, acumulando alrededor de 3.369.013 toneladas producto de nuevos contratos a precio hecho y fijaciones, mientras que restan fijar contratos por un total de 355.636 toneladas.

Respecto a las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE), se emitieron registros principalmente de poroto de soja, acumulando 729.355 toneladas, lo que eleva el total acumulado de DJVE para la campaña 22/23 a 1.853.823 toneladas.

En cuanto al aceite y harina de soja, se acumularon registros por 104.961 y 406.341 toneladas. "Es decir, en total, el complejo sojero sumó registros por 1.240.657 toneladas desde el 5 de septiembre".

De esta manera, la industria aceitera dispondrá de dólares frescos para poder importar porotos de soja a un tipo de cambio diferencial (al menos un 25% de lo liquidado), con el fin de sostener la actividad de las plantas.