Sábado, 18 de Mayo de 2024 Cielo claro 7.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 7.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1120
Deportes

La increíble historia de Robert Carmona, el futbolista Guinness que sigue jugando con 62 años

robert carmona

El fútbol tiene una esencia especial que lo diferencia de cualquier otro deporte, y es que generalmente trae consigo pequeñas historias que a uno le llegan al corazón. Algunas son de superación, otras emotivas e incluso existen unas pocas que parecen sacadas de un cuento de ficción. En esta ocasión vamos a hacer foco en este último ejemplo, ya que aunque parezca imposible la historia de Robert Carmona no sólo ocurrió, sino que a día de hoy se sigue escribiendo.

Si este domingo andas por Uruguay y te cruzas con una cancha donde se está jugando un partido de fútbol, quizá te llame la atención que el futbolista que lleva el dorsal 62 en el equipo celeste y blanco sea un hombre con una cabellera larga y gris. A priori el número de su camiseta parece no significar nada, pero en realidad tiene un trasfondo detrás. Sí, esa cifra representa su edad, y se trata ni más ni menos que de Robert Carmona, quien posee dos Récord Guinness por ser el futbolista más longevo de la historia.

El encuentro será entre Club Deportivo La Floresta y Club Deportivo Río de la Plata, correspondiente a la Liga Regional de Soca. "Vaya si será importante este partido, porque es el regreso de mi participación en el fútbol uruguayo. Yo estaba jugando en España hasta el año pasado, y pedí el pase internacional, que se convirtió en el 'pase internacional del futbolista más longevo del mundo'. Por si fuera poco, otro hecho inédito e insuperable es mi regreso al fútbol de Canelones, donde debuté en el año 1976 a los 14 años y volveré 48 años después".

camiseta robert carmona
Así será la camiseta que usará Robert Carmona en Club Deportivo Río de la Plata.

"Siempre que entro a la cancha vibro como el primer día. Me siento joven, me siento como un niño. Es una sensación de alegría que nunca se apaga", confesó. Hasta el momento Robert jugó en 48 clubes durante su larga trayectoria, disputó más de 2200 partidos y perdió la cuenta de la cantidad de goles que convirtió. Incluso, durante su paso por Pan de Azúcar, compartió plantel con un chico que era el nieto de un excompañero suyo. "Fue una emoción muy grande", recordó Carmona.

Además de jugar en Uruguay, también vistió la camiseta de diferentes clubes en España, Italia y Estados Unidos. "La historia en Norteamérica es muy particular, porque llegué allá solamente con un dólar. En ese momento la situación económica en mi país era muy dura y precaria. Durante mi vida pasé hambre y en más de una ocasión no tuve calzados, pero una vez allí pude estabilizarme", detalló.

Sobre su paso por Inter Ibiza, Robert Carmona dijo que apenas llegó le dijeron: "No sabes la joda que hay acá". Sin embargo, aseguró que siempre se manejó de forma muy profesional a lo largo de su carrera. "Obviamente que es tentador, pero nunca caí en la tentación. No me interesó porque no soy de salir. Cuando era muy jovencito suspendí todo porque le prometí a mi papá que iba a ser futbolista profesional minutos antes de su muerte. Y yo creo que cumplí de la mejor manera, fijate hasta dónde llegué. Todo lo que me propuse lo logré", indicó orgulloso de sí mismo.

Pese a eso, la trayectoria futbolística de Robert no fue todo color de rosa. Carmona tuvo que atravesar muchas adversidades que casi truncan su carrera e incluso pusieron en riesgo su vida. Sobre esto, el futbolista señaló: "Una vez casi pierdo el ojo. Me caí sobre un alambrado y un alambre me perforó el lagrimal. Se me cayó todo el párpado, fue muy fuerte. También tuve una fractura expuesta de tibia y peroné cuando tenía 19 años, y me habían diagnosticado abandono del fútbol. Por si fuera poco, en 2022 tuve un infarto pulmonar. Sin embargo, nada de eso me detuvo. Creo que soy un enviado por Dios y estoy acá para demostrar que uno tiene que pelear por sus sueños".

robert carmona
Robert Carmona vistiendo la camiseta del Iraklis de España.

Aunque no fue campeón muchas veces en su carrera, Robert Carmona se define como "un campeón de la vida". En ese sentido, enfatizó: "Le gané a la adversidad, a los obstáculos, al fracaso que podemos tener, al abandono que todos podemos vivir en algún momento. Le gané a la depresión que mucha gente padece, le gané al fracaso, a la envidia, al rencor, al molesto, al mentiroso, al que te falla, al envidioso, al malintencionado. Eso me satisface".

En cuanto a sus goles, el futbolista más longevo de la historia rememoró: "Si bien hice varios de tiro libre, el que más me gusto fue uno que hice cuando que me puse como objetivo llegar al Guinness. Tenía 49 años y jugaba en el Albión. Con ese gol le ganamos 2 a 1 a Mar de Fondo, en el ascenso uruguayo. Pateé desde 25 metros, de zurda y al ángulo. Fue el primero que anoté como hombre grande".

El ninguneo que sufrió con los Guinness

Respecto a los Récord Guinness que obtuvo, Carmona confesó que se sintió ninguneado por la entidad. Esto se debe a que la empresa consideraba que no se los merecía a pesar de que Robert presentó todo tipo de documentos y pruebas que demuestran lo contrario. "Sufrí una discriminación muy grande. Después de insistir por cuatro años, finalmente logré que por primera vez en la historia un juez de Guinness fuera Uruguay, que costó 20 mil dólares. Entonces me lo dan en el 2014, aunque había batido el récord en 2010", contó.

Hasta el momento Carmona posee dos Récord Guinness por ser "The Oldest Activity Soccer Player", es decir el jugador más viejo del mundo en actividad. Pese a eso, arremetió contra la entidad ya que él batió muchas otras marcas. "Merezco al menos 7 u 8 premios Guinness. El ninguneo es total. Con la FIFA pasa lo mismo. Saben que existo, pero jamás recibí un llamado ni nada", sostuvo Robert.

Robert Carmona posando con sus dos Récord Guinness.

La historia de Robert Carmona con Maradona

"Con Maradona compartí almuerzos, cenas, algún fútbol. Estuve en Tristán Suárez en un momento muy bonito de mi vida junto a él. Yo me acuerdo que todos querían jugar con Diego, pero yo quería jugar contra él porque sino no me iban a dar una. Entonces dije 'voy a jugar en el otro equipo así cuando yo tengo el balón él me presta atención a mí'", expresó.

"En un momento recibo el balón y tenía a Diego en frente. Ahí quise demostrarle que yo también jugaba bien, por lo que decidí amagar para acá y para allá. Luego quise tirar una rabona, pero pisé la pelota con el pie de apoyo, me enredé y caí. Él se reía y me decía: 'Dejá la rabona, uruguayo. Rajá para el Río de la Plata'. Poder compartir eso con él fue inolvidable. Es como un Dios para mí", agregó Carmona.

Un nostálgico de tiempos anteriores: qué opina Robert Carmona sobre el fútbol moderno

El fútbol moderno tiene a Robert muy molesto. Considera que al ser de la vieja escuela hay ciertos cambios que perjudicaron al deporte. Sobre esto confesó: "No estoy de acuerdo con el VAR. Tampoco con las costumbres de algunos jugadores. Cortar las medias y las camisetas, jugar de caravana, con todas las piernas afeitadas. Estoy totalmente en desacuerdo con eso y no va conmigo".

"No me puedo adaptar a los celulares, no me puedo adaptar a todas las cosas que han avanzado. Va contra mi esencia y mi naturaleza. Esto de entrar a un vestuario con música, ¿estamos todos locos? Cuando entro hago lo posible por apagar la música. Discrepo con eso, me quedo con lo de antes. Yo mantengo mi rutina de entrenamiento. El fútbol ha evolucionado, me rehuso a creer que así sea, pero se perdió todo lo que teníamos antes. Se perdió aquello de jugar por pasión y la gloria, ahora pierden 5 a 0 y suben foto al Instagram", añadió.

"Hacele un gol a la vida", la asociación civil fundada por Robert Carmona

El jugador, que perdió a su padre cuanto solo tenía nueve años, siempre ha querido ayudar a la sociedad en lo que pudiera. Por este motivo fundó una obra caritativa llamada Club Social y Deportivo Hacele un gol a la vida. "Armé este proyecto social, cultural y deportivo a través del fútbol para dar un mensaje de vida y valores", detalló Carmona.

"He hecho mucha actividad llevando un mensaje de vida a través de mi experiencia personal en el fútbol. Hemos hecho donaciones en la pandemia, alimentos, ropa, eventos. Eso me permitió tener mi propio museo con el cual recorrí todo el Uruguay. Hacele un gol a la vida me permitió fundar mi propio club. Tengo un proyecto formidable con un predio de siete canchas, un complejo maravilloso para nuestro Centro de Alto Rendimiento", describió.

robert carmona
Robert Carmona jugando para Iraklis.

Finalmente, Robert Carmona concluyó: "La idea es la firmar convenios para ese tipo de trabajos, no sólo futbolísticos y deportivos, sino sociales, pregonando la vida sana y los valores. Estamos muy contentos por lo que estamos logrando y seguimos para adelante".

A pesar de que la edad pueda parecer un impedimento, Robert aún insiste por seguir haciendo lo que más le gusta. Esta historia demuestra que a veces la realidad supera la ficción, y él es un vivo ejemplo de que los sueños se cumplen. La leyenda continúa, hay Carmona para rato.