Viernes, 14 de Junio de 2024 Nubes 20.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 20.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1245
Mundo

La Justicia estadounidense imputó formalmente a Donald Trump por cuatro delitos

Donald Trump

Donald Trump fue formalmente acusado por un jurado federal que investiga sus intentos por invalidar las elecciones presidenciales de 2020. Al expresidente de Estados Unidos se lo acusa de conspirar, junto con un grupo de personas, contra el proceso electoral que culminó en el triunfo de Biden y deberá comparecer ante los jueces este jueves.

En la acusación contra Donald Trump se lee que el expresidente intentó torcer los resultados electorales: "El demandado y los coconspiradores utilizaron a sabiendas afirmaciones falsas de fraude electoral para lograr que los legisladores estatales y los funcionarios electorales subvirtieran los resultados electorales legítimos y cambiaran los votos electorales del oponente del demandado, Joseph R. Biden, Jr., por votos electorales del demandado”, dijeron los fiscales.

En concreto, al exmandatario se le imputaron cuatro cargos: conspiración para defraudar a los Estados Unidos, conspiración para obstruir un proceso oficial, obstrucción de un procedimiento del Congreso y conspiración contra los derechos. Ahora, los fiscales deberán probar estos cargos para sostener lo que aseguran fue el intento del líder republicano para revertir los resultados de la elección presidencial de 2020.

De qué se trata cada cargo contra Donald Trump

Según detalló The Washington Post, el cargo de conspiración para defraudar a los Estados Unidos se debe a que, según los fiscales, Donald Trump conspiró con otras seis personas para “revertir los legítimos resultados de la elección presidencial de 2020”. Además, el portal norteamericano precisó que no trascendió ninguno de los nombres de esos seis co-conspiradores, pero especula con que se trataría de los abogados Rudy Giuliani, John Eastman, Sidney Powell y Kenneth Cheseboro, y del oficial del Departamento de Justicia Jeffrey Clark. El sexto consiprador sería un consultor político.

Conforme se lee en la acusación, el exmandatario atentó contra las elecciones de diferentes maneras. Por ejemplo, presionando a diferentes oficiales de Estado para que ignoraran los resultados y actuaran para favorecerlo a él, u organizando listas de falsos electores que certificaron falazmente que Trump había ganado en siete Estados. Además, los fiscales sostienen que el republicano presionó al Departamento de Justicia para que aceptara que hubo fraude electoral y que aprovechó el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 para impedir que los legisladores confirmaran el triunfo de Biden.

Por estas mismas razones, se lo acusa de conspiración para obstruir un procedimiento oficial, mientras que también se lo señala por una obstrucción efectiva: los fiscales aseguran que el expresidente es responsable por el ataque de ese 6 de enero, que bloqueó la normal actividad del Congreso para confirmar el triunfo de Biden. Por último, la “conspiración contra los derechos” es una figura que refiere a cualquier esfuerzo por “dañar, oprimir, amenazar o intimidar” a la gente para que no ejerza sus derechos federales o constitucionales. En este caso, Donald Trump habría conspirado para impedir a los estadounidenses su “derecho a votar y a que sus votos sean contados”.

Está pasando