Lunes, 15 de Abril de 2024 Lluvia ligera 20.6 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 20.6 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $912
Dólar Blue: $1010
Sociedad

Trasplante de cejas, la nueva moda en las cirugías estéticas

trasplante de cejas

Las cejas cumplen una importante función en términos de salud, pero hace ya unos cuantos años se convirtió en una clave del negocio de la estética facial, especialmente en el público femenino. Ahora, existe una nueva tendencia que amplía las posibilidades de cambio en este negocio: el trasplante de cejas.

El trasplante de las cejas se convirtió en uno de los procedimientos estéticos más elegidos. Según datos de la Asociación Argentina de Recuperación Capilar, el incremento de implantes de cejas tuvo un aumento del 35% en el primer semestre del 2023, en contraste con el mismo periodo del 2022.

“En los últimos 3 años, se triplicó la cantidad de pacientes que se realizaron un implante de cejas. Este tipo de cirugías se realizaba en un promedio de 3 a 4 veces al año, pero ahora se está llevando a cabo de 5 a 6 veces al mes”, afirmó Juan Spagnuolo, médico cirujano en Medical Hair.

Por su parte, su presidente y director médico de Capilea Internacional, Bruno Szyferman, afirmó que en este centro médico se realizan, aproximadamente, 20 implantes de cejas por mes, y que las consultas se incrementaron en un 45 % del año pasado al actual. El precio de esta intervención oscila desde US$ 1.000 a US$ 2.500.

Hasta hace poco, el único recurso estético para corregir y “rellenar” la ausencia de pelo en esa zona de la cara era el microblading, pero cada vez es mayor el interés en buscar una solución definitiva. Con la incorporación del trasplante, se logra una mejora en el aspecto, un resultado más natural con expresiones rejuvenecidas y que permite cubrir cicatrices o quemaduras.

El procedimiento consiste en la extracción de folículos individualizados de la zona posterior del cuero cabelludo (es decir, la nuca) para luego implantarlos en el área de las cejas y así, mejorar su densidad y forma. Siempre debe realizarlo un médico experto en cirugía capilar y el paciente debe tener un buen estado de salud y suficiente cabello en las zonas donantes para obtener un resultado satisfactorio.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no son fáciles de revertir, por lo que suele estar más que nada reservado para personas que tengan cicatrices, quemaduras o algún tipo de pérdida de cabello facial. Es decir, debería ser para casos que tengan la indicación de que se va a lograr una mejoría real en el paciente, aunque comienza a verse un mercado poco controlado en el que se hace a cualquier paciente.