Martes, 23 de Abril de 2024 Niebla 18.6 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 18.6 °C niebla
 
Dólar BNA: $916
Dólar Blue: $1025
Deportes

Por qué Italia prohibió el uso de camisetas de fútbol con el dorsal 88

88

Italia prohibió el uso de camisetas con el dorsal 88 a los futbolistas del Calcio, según anunció el ministro del Interior, Matteo Piantedosi. El funcionario firmó una declaración de intenciones con medidas contra el antisemitismo en los estadios que incluye esta medida. ¿Cuál es el vínculo entre ese número y los nazis?

El 88 es el número que los neonazis usan como lema porque equivale al grito "Heil, Hitler", ya que la "H" es la octava letra del abecedario. Además, la pronunciación del número y la letra en inglés suena muy similar ("eich" y "eight").

En este sentido, el documento incluye medidas concretas para "empezar un recorrido virtuoso contra la discriminación en el deporte, a partir del antisemitismo". El ministro de Deporte y Juventud, Andrea Abodi, aseguró que "los contenidos incluidos en esta declaración de intenciones nos comprometen no solo moralmente, sino también para el salto de calidad cultural que queremos dar".

Por este motivo, la política y el mundo deportivo italiano se comprometió a "no asignar a jugadores la camiseta 88" y prohibir a los hinchas "usar cualquier símbolo que pueda evocar al nazismo y al antisemitismo". Además, avisaron que se va a "responsabilizar a los socios de clubes del lenguaje discriminatorio" y a "definir cómo se interrumpirán los partidos" en caso de coros discriminatorios.

Hay dos casos muy emblemáticos de jugadores que utilizaron este número en sus camisetas y terminaron envueltos en polémicas. Uno de ellos fue Gianluigi Buffon, mítico arquero que continúa en actividad. En sus primeros años, a mediados de los 90, usó un tiempo la 88 del Parma, y encima con la inscripción 'Boia chi molla' (Verdugo al que afloja), uno de los lemas de Benito Mussolini.

"Fue un error. Son experiencias de vida, negativas, que sirven para madurar. No me avergüenzo porque no lo hice de mala fe. Cuando fallé lo hice por ignorancia; no por mandar señales al exterior", declaró en 2013, recordando esta situación.

Por otro lado, más recientemente, en 2022, hubo polémica por este número cuando el polaco Mateusz Praszelik eligió el 88 al llegar al Hellas Verona. Al conocerse su elección, los ultras más radicalizados del club le dedicaron mensajes de admiración como "honor" o "uno de los nuestros". Sin embargo, el polaco aseguró que lo había elegido porque quería el 8, y ya estaba ocupado.