Miércoles, 12 de Junio de 2024 Muy nuboso 18.6 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 18.6 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1252
Economía

Los alquileres subieron un 580% en los últimos tres años

alquileres

Desde la sanción de la Ley de Alquileres en junio de 2020, las rentas subieron un 580%. Este aumento representa casi 150 puntos porcentuales sobre la inflación del mismo período, según un informe de la Bolsa de Comercio de Córdoba. La Ciudad de Buenos Aires registró la suba más alta.

Entre julio de 2020 y junio de 2023, la inflación acumulada fue de 441% (la mayor de los últimos 30 años). En esos mismos tres años, el aumento de alquileres fue de entre un 552% y un 580%, según la zona. Así lo reveló un estudio realizado por la Bolsa de Comercio de Córdoba.

Dentro de las ciudades en las cuales se realizó el relevamiento, Rosario fue la que menos subas registró en sus alquileres con un 522%. Por el contrario, la Ciudad de Buenos Aires se disparó, ascendiendo a un aumento del 580%, el más alto de este estudio. Esta suba está 149 puntos porcentuales por encima de la inflación general.

El segundo lugar lo ocupa el Gran Buenos Aires: Zona norte subió un 568% (127 puntos arriba de la inflación) y zonas sur y oeste, un 558% (117 puntos). El porcentaje comienza a descender, aunque no mucho, en Córdoba. Allí, los alquileres aumentaron un 534% (93% más que la inflación) y Rosario la sigue de cerca con 522%

Durante los tres años anteriores a la sanción de la ley, los alquileres subieron un promedio de 149% en CABA, con una inflación del 188%. Además, al contrario de lo que sucede ahora, Córdoba fue la provincia más aumentada con un 152% y Rosario se mantuvo en último lugar, con un 100%.

La Ley de Alquileres llegó para regular el precio de los mismos, establecidos por el Índice de Contratos de Locación (ICL), estimado en un 50% por la inflación y en otro 50% por la suba de sueldos del RIPTE. Además, establece que los contratos deben tener tres años de duración y no dos años, como era antes.

Lo que esta ley no contempla es una regulación en el precio de entrada del contrato. Esto quiere decir que al momento de firmar por primera vez o de renovarlo luego de su vencimiento, el propietario del inmueble puede aumentar el valor del alquiler a discreción, más allá de lo que debería aumentar según indica el ICL.

Está pasando