Domingo, 14 de Julio de 2024 Cielo claro 8.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 8.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Deportes

La nueva aventura de Galperin en el rugby

El mes de abril vino con buenas noticias para Marcos Galperin, el argentino más rico del mundo. Por un lado en la tradicional lista que hace la revista estadounidense Forbes está primero en el ranking nacional con alrededor de 4900 millones de dólares por encima de otras fortunas como Paolo Rocca, Gregorio Perez Companc, Eduardo Eurnekian, Alejandro Bulgheroni y Eduardo Constantini, los otros que tienen más de 1000 millones de dólares. El fundador de Mercado Libre está en el puesto 552 de las personas más adineradas del globo que lidera el francés Bernard Arnault, dueño del grupo Louis Vuitton, que tiene 43 veces más dinero que el argentino radicado en Uruguay.

La otra está más vinculada a sus gustos, pero también dentro de los negocios, porque es uno de los socios de Miami Shark, la nueva franquicia de la Major League Rugby de Estados Unidos que fue presentada la semana pasada. El evento se realizó el 27 de abril y recibió 300 personas en el Faena Theatre de la ciudad de la Florida, un país que está intentando ser el emergente en el mapa de la ovalada. De chico Galperin era una apasionado por el ajedrez y devoto de Bobby Fischer, pero el rugby logró sacarlo de las tablas y llevarlo a jugar en San Andrés, club donde también llevó a su hijo. Su hermano Miguel jugó en la Primera de Belgrano Athletic y llegó a ser parte del seleccionado de Buenos Aires.

Los socios de Galperin en el equipo son Ronaldo Strazzolini, presidente de la compañía de servicios financieros Magna Capital, Martin Migoya, CEO y fundador y de Globant, otro de los unicorniios nacionales, y Alejandro MacFarlane, dueño de Camuzzi Gas, propietaria de Edelap. Macfarlane, que supo ser presidente de Edenor, es el que más alto llegó en el deporte porque fue convocado para Los Pumitas cuando era joven. También participan, entre otros, Edgardo Defortuna, presidente del grupo inmobiliario Fortune International Group, y Gabriel Martino, de BFLINVEST. Martino fue presidente de HSBC y dirigente de San Lorenzo durante la gestión de Matias Lammens.

A nivel mundial los grandes torneos son dos: la Premiership inglesa y el Top 14 francés donde se pagan los mejores sueldos y los planteles parecen seleccionados. El siguiente en importancia en Europa es el United Rugby Championship que nuclea equipos de Escocia, Gales, Irlanda, Italia y Sudáfrica, que encontró refugio ahí cuando se disolvió por la pandemia el Super Rugby, el campeonato de equipos entre las tres potencias del sur y Argentina. Australia y Nueva Zelanda reformularon sus franquicias en un torneo conjunto para evitar la sangría de sus mejores jugadores, mientras los argentinos migraron a varios de estos países. El torneo emergente por excelencia es la Top League de Japón, organizador del Mundial masculino de 2019, que paga bien y contrata rugbiers neocelandeses y australianos a demanda. Ahí juega ahora Pablo Matera, ex capitán y tercera línea de Los Pumas.

La potencia americana

De la misma forma que lo hizo con el fútbol en los años ´90, los Estados Unidos están invirtiendo en rugby para instalar un deporte que tuvo buena inserción con las corrientes migratorias inglesas, pero que hace un siglo pierde en el mano a mano contra el fútbol americano. No haberse clasificado al Mundial de Francia de este año fue un golpe inesperado. De hecho, si hubiesen ganado el repechaje contra Chile, les habría tocado el grupo de Argentina.

La MLR fue creada en 2017 y un año después comenzó la primera edición con siete equipos que este año tiene doce, once estadounidenses y uno canadiense, los Toronto Arrows. Están repartidos en dos conferencias, con 16 fechas, finales de cada zona y una definición entre el ganador del Este y el del Oeste. El vigente ganador es Rugby New York, donde juega el argentino Benjamin Bonasso, y es propiedad de capitales franceses y neocelandeses. Para esta temporada hay 25 argentinos repartidos en siete equipos. Dallas Jackals tendrá a 13 jugadores, a Agustín Cavalieri como entrenador y a Mario Ledesma, ex head coach de Los Pumas, como asesor.

El torneo comenzó el 17 de febrero y terminará el 18 de junio para no tocarse con la NFL del fútbol americano y poder capitalizar a ese público que queda huérfano durante cuatro meses. De hecho empieza después del Super Bowl y termina antes de la pretemporada. La MLR es el segundo intento de un torneo rentado luego del fracaso del PRO Rugby que solo duró uno año.

De hecho hay varios rugbiers que se formaron en el fútbol americano y encontraron en el rugby una alternativa. El caso más paradigmático se ve en el seleccionado de seven, rugby de 7, donde es uno de los equipos que anima el circuito anual. Perry Baker, tercer máximo anotador de tries de la historia y que todavía compite, fue drafteado en 2011 por los Philadelphia Eagles de la NFL y también jugó en el Arena Football, una suerte de segunda división. También fue elegido como el mejor jugador del mundo de rugby reducido en 2017 y 2018, el premio que ganó Marcos Moneta el año pasado.

USA Rugby

Miami Shark recién comenzará en 2024 y busca tener una fuerte impronta nacional. Tomás Cubelli, actualmente en el Western Force de Australia y a la expectativa del Mundial con Los Pumas, será su jugador franquicia y habló a través de una videollamada el día de la presentación. José Pellicena será el entrenador y hasta hace unos días era secretario técnico de los seleccionados nacionales de la UAR. Pero sin dudas la cara más fuerte es la de Juan Martín Hernandez que fungirá de embajador. La intención es sumar la mayor cantidad de argentinos, aunque el tope por franquicia es de 12 extranjeros.

La pata negativa es que compite al mismo tiempo que el Super Rugby Americas, el torneo profesional de clubes entre Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Paraguay y, curiosamente, uno de Estados Unidos. Hay quienes creen que aquellos jugadores argentinos que no puedan irse a Europa priorizarán la MLR por sus mejores salarios y recursos.

Galperín con El Bocha

Uno de los puntales en el desarrollo del rugby en el norte fue Agustín Pichot, que mientras ejercía como dirigente de World Rugby también fue parte del Board de USA Rugby, la entidad que rige el deporte en el país. De hecho el ex medioscrum podría volver a la máxima entidad del deporte de donde se fue en 2020 cuando perdió las elecciones presidenciales contra Bill Beaumont, de quien era vicepresidente. La semana pasada Gabriel Travaglini, presidente de UAR, ratificó que Pichot podría volver a representar a Argentina en el plano internacional, lo cual podría ser interesante para los estadounidenses, ya que el argentino fue clave en estos años para el desarrollo de los países del segundo escalafón.

Galperin es hincha de Independiente, club que está haciendo una colecta con Santiago Maratea a través de Mercado Pago, otra de sus creaciones, aunque se desconoce si él contribuyó. De hecho hay una nota de El Gráfico de 1991 cuando Ricardo Bochini asumió como entrenador del rojo, en donde se lo ve hablando con hinchas y uno era Marcos. Su primera inversión en el deporte se dio en 2021 cuando Mercado Livre -su versión brasilera- se convirtió en sponsor de Flamengo, actual campeón de la Copa Libertadores. La del rugby será una nueva aventura, en un campo donde le gusta y a la expectativa de, como dijo su socio Macfarle, ganar el torneo el año que viene.