Jueves, 22 de Febrero de 2024 Muy nuboso 25.2 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 25.2 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $883
Dólar Blue: $1115
Policiales

Lo juzgan por femicidio y ahora dice que se autopercibe mujer

Ferreira, autor del femicidio.

Pasó en Río Negro, aunque casos similares se vienen dando en distintas partes del mundo. Un hombre, llamado Fernando Alves Ferreira, asesinó a una mujer y ahora, mientras es juzgado por femicidio, dice autopercibirse como “Amanda” en lo que rápidamente se comprende como una maniobra de la defensa para anular la carátula de “femicidio” y aspirar a una condena menor.

Fernando Alves Ferreira mató de seis disparos a Eduarda Santos de Almeida durante febrero de 2022, en la zona de Circuito Chico de Bariloche, cerca de Lago Escondido. Ambos convivían con sus hijos desde hacía un tiempo, y ahora a Ferreira se lo acusa por un femicidio triplemente agravado que él mismo admitió en su momento: “Me declaro culpable por la muerte. Yo soy el responsable, no lo planeé”, afirmó en la audiencia punitiva. Los agravantes del crimen se deben a que, como consideraron los fiscales, el femicidio fue cometido con alevosía, por un hombre contra una mujer mediando violencia de género y con un arma de fuego.

Ahora, en medio del juicio, el hombre resultó “autopercibirse mujer” y su defensa solicitó cambiar la carátula de la causa: “Un femicidio solo lo puede cometer un hombre”, reflexionó magistralmente el abogado defensor Nelson Vigueras tras explicar que “Fernando se autopercibe Amanda” y que inició los trámites para cambiar su sexo e incluso se estaría sometiendo a cirugías.

El femicidio de Eduarda Santos

Ferreira mató a Eduarda Santos el 16 de febrero de 2022 en lo que los investigadores interpretaron como un crimen premeditado puesto que la trasladó en un auto desde su casa por la madrugada, con los tres niños en los asientos de atrás. Llegado un momento, bajó del auto con un revólver y disparó contra ella. Después de matarla volvió al auto, viajó con los chicos hasta su casa y se deshizo del arma.

Las circunstancias en las que Eduarda y su femicida se conocieron agregan aún más complejidad al crimen: unos años atrás, Ferreira estaba en pareja con un hombre y contactó a Eduarda, oriunda de Brasil, para explotarla reproductivamente pidiéndole que gestara dos bebés para él y su novio. Así nacieron sus dos hijos, aunque al tiempo la pareja del femicida murió y Eduarda se trasladó desde Brasil con una hija suya para vivir con Ferreira y los dos chicos que ella había gestado y parido.

Teniendo esto en cuenta, la Fiscalía sostuvo que el vínculo entre la víctima y el acusado tenía las características de una relación de dependencia económica y emocional, típicas de una posición dominante del hombre sobre la mujer. De estas consideraciones fue que se desprendió la carátula de femicidio.

La respuesta de los fiscales y el Juez

Finalmente, los fiscales desestimaron el pedido de la defensa de cambiar la carátula y reconocer a Ferreira como mujer, argumentando que en la audiencia de imputación de cargos “el acusado aceptó y se reconoció como Fernando Alves Ferreira, así como en la siguiente audiencia”.

Además, añadieron que al momento del crimen el imputado “era varón”. A su turno, el Juez tampoco hizo lugar al pedido y ratificó los agravantes expuestos por los fiscales, con lo cual el proceso seguirá adelante la semana que viene con la presentación de pruebas.

Está pasando