Lunes, 22 de Abril de 2024 Muy nuboso 19.6 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 19.6 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $916
Dólar Blue: $1020
Sociedad

La tétrica propuesta de usar mujeres con muerte cerebral para gestar bebés

Proponen usar a mujeres con muerte cerebral para gestar.

Una revista médica publicó recientemente un artículo que plantea y defiende la  idea de usar a las mujeres con muerte cerebral para gestar bebés para terceros. Los argumentos a favor se apoyan mayormente en la comparación con la donación de órganos y en la “utilidad” que los cuerpos de estas mujeres podrían representar, aunque los argumentos en contra no tardaron en aparecer.

Donación gestacional de cuerpo entero” es el título que Anna Smajdor dio a la propuesta de “un medio alternativo de gestación para potenciales padres que deseen tener hijos pero no puedan o no tengan ganas de gestar”. Entre sus primeros argumentos, la autora defiende que no hay razones médicas que imposibiliten la práctica y que debería ser una opción “para cualquiera que desee evitar los riesgos y la carga de gestar en su propio cuerpo”.

Todo el artículo es una defensa de la práctica que discute contra posibles argumentos éticos en su contra. Para evadir el problema de estar defendiendo el uso de cuerpos de mujeres como "medios para un fin", la autora de la propuesta se refugia en la donación de órganos.

Para Smajdor, aceptar que nuestros órganos sean donados después de morir a personas que los necesitan es una situación equivalente a que una mujer con muerte cerebral sea utilizada por personas que no pueden o no tienen ganas de gestar a sus propios hijos y rechazan la idea de adoptar. Equipara, de alguna manera, una situación de necesidad vital con la que una persona acepta colaborar después de su muerte con la utilización de las mujeres con muerte cerebral para satisfacer las ganas de terceros de tener un hijo con sus propios genes.

Además, la autora argumenta que es preferible usar mujeres con muerte cerebral antes que mujeres en estado vegetal, que son cosas diferentes, porque “las pacientes que tienen muerte cerebral no se pueden recuperar. La irreversibilidad está escrita en la definición de la muerte cerebral”.

Smajdor propone que el consentimiento para que se use el cuerpo de una mujer en coma para gestar esté incluido en los acuerdos que ya se usan para la donación de órganos.

Tampoco se le escapa el tema del consentimiento. La científica retoma propuestas anteriores que sugerían que las mujeres declararan que, en caso de quedar en estado vegetativo, consentían el uso de sus cuerpos para la gestación, pero rechaza esta opción por ser poco práctica. “Requerir el consentimiento de las mujeres antes de entrar en estado vegetal significa que una mujer debería haber pensado sobre la posibilidad de quedar en ese estado y haber decidido activamente ofrecerse como gestante”, lo cual es poco probable y reduciría la cantidad de “candidatas potenciales”, escribe.

Contra esto, propone que el consentimiento para que se use el cuerpo de una mujer en coma para gestar esté incluido en los acuerdos de consentimiento que ya se usan para la donación de órganos. Más adelante, la autora sugiere que se podría dejar a las mujeres con muerte cerebral conectadas a los respiradores artificiales para mantenerlas vivas mientras dure la gestación y desconectarlas una vez que se obtuvo el bebé.

Las reacciones en rechazo del artículo

El rechazo en redes sociales y en ámbitos feministas fue tal que el portal médico colombiano que publicó el artículo en español terminó eliminando el posteo y pidiendo disculpas. Varias mujeres señalaron que la propuesta de Smajdor es cosificante y deshumanizante y que se relaciona visiblemente con un punto de vista misógino que convierte a las mujeres en objetos sexuales y de uso reproductivo para satisfacer lo que en muchos casos son caprichos ajenos.

Está pasando