Jueves, 20 de Junio de 2024 Cielo claro 9.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Mundo

Murieron al menos 48 personas en Estados Unidos por las bajas temperaturas

La impresionante helada que generó una tormenta invernal en buena parte de Estados Unidos continuó esta semana. El estado de Nueva York, la zona más afectada, intenta pelear con la masiva nevada que dejó varados a sus vehículos de emergencia, y viajeros de todo el país ven vuelos cancelados y rutas intransitables.

La tormenta dejó al menos 48 muertos, y se espera que se lleve aún más vidas luego de dejar a múltiples ciudadanos encerrados en sus casas. Además, las severas condiciones ambientales dejaron sin electricidad a miles de hogares y negocios.

El oeste del estado de Nueva York, la zona cercana a la ciudad de Buffalo, fue la parte del país más golpeada por la tormenta. Cayó más de un metro de nieve en 48 horas, y la ventisca llevó la visibilidad a 0. Enormes acumulaciones de nieve cubrieron muchos autos por completo y dejó a miles de hogares en la oscuridad.

Esto es una guerra contra la Madre Naturaleza

Kathy Hochul, gobernadora de Nueva York

En este área, murieron al menos 27 personas de entre 26 y 93 años. Muchos de los fallecimientos ocurrieron debido a que los residentes decidieron salir a la ruta pese a las prohibiciones locales de manejar hasta que pase la tormenta. Las muertes, informaron desde la policía de Buffalo, fueron de personas que estaban "afuera o en autos".

La crisis llegó al punto de que los propios equipos de rescate necesitaron ser rescatados. En determinado momento, todos los camiones de bomberos de la ciudad quedaron varados, y 11 ambulancias debieron ser abandonadas y, posteriormente, desenterradas de la nieve que las cubrió.

Dos personas murieron en sus hogares cuando los servicios de emergencia no lograron alcanzarlos a tiempo para tratar sus condiciones médicas, y varias personas quedaron encerradas en sus autos por más de dos días, mientras la tormenta continuaba.

Según la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, "esto es una guerra contra la Madre Naturaleza". Agregó: "Esto se conocerá en la historia como la tormenta más devastadora de todas aquellas contra las que Buffalo debió pelear".