Jueves, 01 de Diciembre de 2022 Lluvia ligera 20.7 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 20.7 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $175
Dólar Blue: $314
Sociedad

Salidas con niños y niñas que son una ganga

diversion

Divertir a la criatura sin casi gastar plata es el combo ideal. El sueño de todo padre. ¿Se puede? Por supuesto que sí. Solo hay que estar atento a las infinitas posibilidades que nos ofrece la ciudad de Buenos Aires. Obviamente, que ir a una plaza es la opción número uno. Pero les voy a contar otra que quedará marcada a fuego en la mente de la niña o el niño.

Cuando mi hija tenía tres años, le propuse una de las mejores actividades de toda su vida. Una salida que la dejó deslumbrada. ¿Ir a las camas saltarinas? ¿A un recital de Topa? No, esta aventura les pasa el trapo a todas por precio y espectacularidad. Es el primer acercamiento al mundo de la modernidad: Las escaleras mecánicas.

En primer lugar, hay que estar dispuesto a subir y bajar por escaleras mecánicas no menos de 83 veces. Igual, tranquilos, no hay que moverse tanto. Mientras que para nosotros la escalera mecánica es simplemente la posibilidad de resignar hacer ejercicio subiendo escaleras fijas, para la criatura es la magia de una escalera que se mueve. La aventura de saltar justo antes de que esos dientes metálicos nos coman las zapatillas. La destreza para ingresar en el momento justo a una escalera que se desplaza inexplicablemente. Nos reconectará con toda esta magia que ya damos por sentada. Porque para ser sinceros, si bien la escalera mecánica fue inventada en 1897 por Jesse Reno en la Ciudad de Nueva York, sigue siendo una de las mayores maravillas que uno puede encontrar en un shopping, subte, aeropuerto, etc. Resiste el paso del tiempo y nos propone un delicioso viaje en ascenso o descenso.

¿A qué escaleras ir? Las de shopping tienen sus pros y sus contras. A favor: se pueden empalmar tres o cuatro escaleras hasta llegar a la cima del lugar para luego bajar. Es decir, tiene más variantes. En contra: es un shopping, con todo lo que eso implica. El gran peligro de que la escalera termine enfrente de una impactante juguetería y terminemos gastando 3800 pesos en un Playmovil que no queríamos.

La destreza para ingresar en el momento justo a una escalera que se desplaza inexplicablemente. Nos reconectará con toda esta magia que ya damos por sentada.

Recomiendo fervientemente las escaleras de los subtes. Eso sí, tiene que ser un domingo, para evitar que un enajenado oficinista nos topetee porque llega tarde al trabajo. A mi entender, la línea D es la más amigable. Y se puede mechar con subidas al propio subte, otra mágica experiencia para la mente del niño o la niña.  Podremos probar las escaleras de Congreso de Tucumán para luego ir a las de Juramento, Olleros y así completar el “Fantastic World Tour Escaleras mecánicas 2022”. Es importante llevar una buena vianda que degustaremos durante el viaje o sentados en un banco de alguna pintoresca estación. Y al final de la jornada tendremos la panza llena, el corazón contento y la billetera a salvo. De nada.

Está pasando