Viernes, 30 de Septiembre de 2022 Nubes dispersas 16.3 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 16.3 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $154
Dólar Blue: $288
Política

En la Ciudad les sacarán los planes sociales a quienes no manden a sus hijos al colegio

Planes sociales Larreta

Desde el Gobierno de la Ciudad agregaron un requisito para que los sectores vulnerables sigan teniendo acceso a los planes sociales. A aquellos padres que no manden a sus hijos al colegio, se les quitará la ayuda.

Esta medida ya está vigente desde este mes para todos los niveles: inicial, primario y secundario. Los alumnos deberán contar con el 85% de asistencia en cada bimestre y no podrán tener más de 25 faltas injustificadas.

Cabe destacar que las familias tienen acceso a estos planes por 23.600 chicos y perciben $5.000 por cada uno, o $7.000 si se trata de un hogar indigente. De esta manera, en promedio, cada casa recibe $15.700.

Desde los ministerios de Educación y de Desarrollo Humano y Hábitat harán un seguimiento para cada alumno en cada bimestre. Con más de 15% de ausencias, las familias dejarán de tener acceso al monto que les ingresa por cada hijo, confirmaron desde el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Mientras que, si las inasistencias siguen superando ese porcentaje por medio año, perderán la totalidad de los planes sociales que reciben.

Felipe Miguel, jefe de Gabinete porteño, afirmó que no alcanza con que las escuelas estén abiertas, “los chicos tienen que asistir a clases”. De esta manera, sostuvo que, por ese motivo, “redefinimos los criterios de regularidad y establecimos que a los padres que reciban asistencia social y no manden los chicos a las escuelas, les vamos a suspender el subsidio”. Finalmente, remarcó que esto no es para excluir ni para castigar, “se trata de establecer reglas claras para que los chicos y sus familias se comprometan con la asistencia a clases”.

En este sentido, Soledad Acuña, dijo que antes de la pandemia en los directivos había una preocupación grande por el ausentismo. Y que después de la misma comprobaron que se profundizó el problema. “Hay lo que llamamos un presentismo intermitente, que va de la mano con la pérdida de los hábitos de estudiante que ocurrió con el cierre de escuelas”, destacó. Y, finalmente, resaltó que “el chico vaya todos los días a clase es parte de volver a generar rutinas, de generar aprendizajes más robustos”.