Domingo, 07 de Agosto de 2022 Nubes dispersas 10.4 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 10.4 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $139.89
Dólar Blue: $293
Cultura & Espectáculos

Mario Serra, baterista de Virus y García: "Fede Moura y Charly tuvieron la suerte de tocar conmigo" 

Cómo fue fundar la mítica Virus y las anécdotas de los años Say No More en los que acompañó a Charly García. El presente con el grupo Aguirre y su nuevo disco "Siete Vidas", con un video que protagonizado por Bebe Contepomi. Las inquietudes y proyectos del batero que a los 72 años mira para adelante como si el tiempo no hubiera pasado.

“Acá arriba antes había un estudio donde grabamos con Virus”, dijo Mario Serra mientras pedía un café antes de empezar la nota. Se trata de uno de los fundadores de la mítica banda ochentera, pero también de quien tocó con Charly García durante la oscura etapa Say No More. Hoy, a sus 72 años, está tan activo como en los años dorados y está presentando Siete Vidas, el nuevo disco de Aguirre, el grupo que formó durante los ‘90 que se volvió a reunir en los últimos años.

De chico conoció la batería y nunca más soltó los palillos. Pero incluso alejado de ellos, sentado en un bar durante la entrevista, no pudo evitar tocar con el huesito de sus dedos la mesa, buscando el ritmo de un tema que intentaba recordar. Risueño, cada vez que pudo meter un chiste en la conversación lo hizo, y se tentó como si lo escuchara de otro.

En esta línea, bromeó con que es odiado por muchos músicos por su exigencia. “No me gusta ni lo que toco yo, pero mal no me fue en mi carrera”, aseguró con una mezcla asombrosa de humildad y soberbia bien ganada. Le gusta escuchar "de todo" para estar informado musicalmente, aunque le presta especial atención a quienes tocan su instrumento.

Rodeado de grandeza

En 1980 fundó Virus junto a Federico, Marcelo y Julio Moura, su hermano Ricardo, y Enrique Mugetti. A los Moura los conoció en La Plata, donde vivió toda su vida, porque tocaban en distintas bandas en su etapa de la escuela secundaria. “En esa época había un movimiento de bandas importantísimo ahí, tocábamos todos los días”, recordó en una charla con Diario Con Vos.

Durante la década de los ´70 estuvo en distintos grupos, como Los Prados (con el cual obtuvo un disco de oro), mientras Federico Moura tocaba el bajo en Dulcemembriyo. En 1978 se juntaron para formar Las Violetas, que devino en Virus. “Tengo muy buenos recuerdos de los primeros años. En vivo éramos una locura. Me gustaría ir a ver esos recitales”, reconoció, aunque también dijo que al principio les costó mucho: “Éramos una novedad”.

La formación original de Virus

Más tarde tocaría con Charly en sus años más locos, aunque él prefiere denominar ese período como "la etapa más rockera" de García. Además, modestia aparte, afirmó: “Yo siempre digo que él tuvo la suerte de trabajar conmigo, y Fede Moura tuvo más suerte porque yo le armé el quiosco. Se asoció conmigo porque es muy vivo, tuvo la suerte de encontrarme”.

Charly era muy generoso con el dinero, a diferencia del otro (Federico Moura).

Al preguntarle por similitudes y diferencias entre ambos, Serra dijo que los dos fueron siempre “muy laburadores”, además del detalle de que nacieron el mismo día del mismo año. “La diferencia con Federico es que viví el proceso de cero con él, porque empezó su carrera de cantante conmigo. Charly ya era un tipo consagrado. Insoportablemente trabajador, no hacía otra cosa que no fuera música, y Federico era un perfeccionista también. Charly era muy generoso con el dinero, a diferencia del otro”, afirmó infidente. 

Say No More, el verdadero rock de Charly

Según Serra, la etapa Say No More “es el verdadero rock de Charly”, y dijo -cariñosamente- que “lo otro es más una mariconada”. Tiene un muy buen recuerdo del famoso músico de bigote bicolor: “Tuve una relación muy especial con él, hubo partes buenas y partes horribles, como con todos los que he tocado. Tenía una relación muy fuerte con las drogas y eso no es bueno para nadie, pero conozco a otros que tienen la misma relación y pasan más desapercibidos”.

Artísticamente y creativamente García era un infierno.

Además, dijo que García era muy influyente en todo, pero “artísticamente y creativamente era un infierno, una cosa de locos”. Recuerda particularmente un recital gratuito que dieron en 1999 en Puerto Madero y ante un aproximado de 300 mil personas, de los más convocantes en la historia del país y del que surgió el disco Demasiado ego: “Tuvieron que parar el recital porque se había subido la gente arriba del mangrullo de sonido y se movía, un delirio”.

En esa época, García era el caos personificado, por lo que era imposible una organización total. Generalmente hay una lista de temas, pero con Charly “uno nunca sabía lo que iba a seguir, hubiera una persona o 50 mil”. Para Serra, los recitales con él eran un entrenamiento, porque si bien se buscaba cierta lógica, requerían siempre algo de intuición.

Serra y García a los besos en una sesión de fotos de Demasiado ego

Para graficar lo que era el músico por aquellos años, Serra contó que cuando viajaban, tenían un sector aparte a la hora de embarcar. “Más que nada para que no se asustaran los niños (ríe). Marilyn Manson es una manteca, un personaje dibujado. Charly no, era Charly”.

Hay un episodio de esa etapa del músico que quedó marcado a fuego: el día que se tiró de un 9° piso a la pileta de un hotel en Mendoza. “La noche anterior se había peleado en un bar, no se si no le partió una silla a uno. Tenía el problema de que siempre lo buscaban, y Charly no es de quedarse quieto. Si vos lo buscas, el cachetazo lo vas a ligar”, aseguró. 

Marilyn Manson es una manteca, un personaje dibujado. Charly no.

Tras el escándalo, fue citado a declarar ante la Justicia. “Hay una foto que estamos bajando de tribunales con Charly. Estábamos por salir con el auto y viene corriendo el Bebe (Contepomi). Ahí nos conocimos”, contó.

Serra y García saliendo de los tribunales.

El regreso de Aguirre y “Siete Vidas”

La mención del periodista tiene que ver con su protagonismo en el videoclip de “El Fanfarrón”, uno de los temas del nuevo disco de Aguirre: Siete Vidas. La banda se disolvió en 1996, pero en los últimos años decidieron reunirse para volver a grabar algunos viejos temas, y ahora hacer otros nuevos.

Al morir Federico Moura en 1988, Virus intentó seguir en pie pero terminó disolviéndose en 1990. Ese mismo año, y tras la despedida en la cancha de River, Serra y Marcelo Moura dieron forma a un proyecto paralelo junto a Pablo Tapia y Alejandro Fernández Lecce, al que nombraron Aguirre por la película “Aguirre, la ira de dios”, que narra la historia de un grupo de conquistadores españoles que buscan el misterioso El Dorado. 

“Nunca nos fuimos ni nunca estuvimos”, respondió Serra sobre el regreso. El disco está producido por el sello Zorn Records, compañía suiza que les llevó la propuesta a él y Tapia (voz), los únicos históricos que hoy lideran la banda. El grupo lo completan Fabián Passaro en guitarra y Pablo Rica en bajo. Según el baterista, la música del grupo “es muy personal” y es difícil encontrar similitudes con otras bandas. 

La música de Aguirre “es muy personal” y es difícil encontrar similitudes con otras bandas.

Cuando les llegó la idea, Serra se entusiasmó. “Estaban buscando jóvenes talentos (ríe). Estoy muy en actividad con el instrumento y me pareció interesante, una propuesta linda. Así que nos pusimos de acuerdo para hacer el disco”, comentó. Este está atravesado por la temática del gato negro, desde la tapa, menciones en algunas de las letras, además de que son siete las canciones que lo componen. “De eso se dedica más Tapia, yo me dedico más a la parte musical. Le gusta escribir cosas medio oscuras, sus letras siempre tienen alguna onda medio macumba”, indicó.

Además, Siete Vidas cuenta con la participación estelar de dos leyendas del rock internacional: Henry Padovani, quien integró la primera formación de The Police, y Glen Matlock, histórico bajista de Sex Pistols. El sello fue el conector entre los extranjeros y la banda argentina, y con Padovani incluso tocaron juntos en 2016, cuando Aguirre recién se había vuelto a juntar.

Uno de los temas se llama “Supervivente”, con un sonido que puede rememorar a The Wall de Pink Floyd por su ritmo y los coros de chicos, entre los que se encuentra la nieta de Serra. La letra se vincula principalmente a la última dictadura. “La Plata fue una masacre, mucho más duro que en otros lugares. Y eso que yo no militaba por nada, siempre fui apolítico, pero sí algunos amigos”.

La formación actual de Aguirre: Tapia, Rica, Serra y Passaro.

La canción también mencionó la guerra de Malvinas donde Passaro estuvo en combate y se salvó de una balacera. De todas maneras, el batero dijo que el tema “habla de todo lo que ha pasado en Argentina”, por lo que también trata de la “supervivencia económica”: “Somos sobrevivientes del día a día,  prendé el noticiero y te vas a dar cuenta. No estás relajado nunca. Argentina es un campo de batalla constante, aunque éste es mejor que el de Ucrania”.

Somos sobrevivientes del día a día, no estás relajado nunca. Argentina es un campo de batalla constante.

La banda ya tiene cerrado un show en Niceto el 17 de septiembre, y seguramente confirmarán algunos más en las próximas semanas. Pero este no es el único proyecto de Serra. Virus también había planeado un regreso que tuvo que esperar por la pandemia, pero que se dio oficialmente en el último Quilmes Rock, donde se presentaron después de varios años sin tocar.

“Después del show quedamos contentos. Me sorprendió gratamente Julio (Moura) lo bien que está y cómo está tocando. Yo con Virus no tocaba desde 1990, y me llamaron para hacer esto. Vamos a hacer una gira a fin de año, por EE.UU., Europa, Sudamérica. Por acá también alguna actuación”, afirmó el baterista que, como dijo, no había sido parte de las últimas formaciones de la mítica banda, que había vuelto a tener algunos períodos de actividad.

Además, Serra planea sacar un libro sobre la historia de los bateristas más importantes, y también va a hacer un disco solista: “Empiezo a fin de año, me voy a dar el gusto. Va a aparecer mi voz en algún momento, pero no es la intención hacer tanto canciones sino más instrumentales. Hay dos propuestas: uno con temas de mi carrera, y el otro es tomar de otros artistas y reversionarlos con cantantes jóvenes… o viejos también”, terminó bromeando.