Lunes, 26 de Febrero de 2024 Muy nuboso 22.6 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 22.6 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $884
Dólar Blue: $1085
Mundo

La reina Isabel II y su familia dieron el último adiós al príncipe Felipe

La reina Isabel II de Inglaterra dio el último adiós este sábado a su esposo el príncipe Felipe, con quien estuvo casada 73 años. El duque de Edimburgo, que falleció el 9 de abril a los 99 años, tuvo un sobrio funeral de estilo militar con tapabocas y pocos invitados - unos 30 miembros de la familia real- debido a la pandemia de coronavirus.

Antes de dar inicio a la ceremonia, hubo un minuto de silencio y un cortejo acompañó al féretro del príncipe Felipe que salió desde el patio del castillo de Windsor, la residencia real, hacia la capilla de San Jorge, donde será enterrado.

La procesión, que duró unos 15 minutos, comenzó con el traslado del féretro en un Land Rover que el mismo príncipe ayudó a diseñar, seguido por los miembros más cercanos de la familia real, incluidos sus cuatro hijos, a pie, mientras que la reina se desplazó en su propio automóvil, un Bentley, junto con una dama de compañía.

El servicio religioso en la capilla de San Jorge duró 50 minutos y estuvo a cargo del Deán de Windsor y del Arzobispo de Canterbury. No hubo sermón, pero sí alabanzas a la “lealtad inquebrantable" del difunto, hacia la soberana y a sus deberes para con la nación. También se elogió “su bondad, humor y humanidad” y “su larga vida, que ha sido una bendición para nosotros, de muchas, muchas formas”.

"Nos ha inspirado su lealtad inquebrantable a nuestra reina, su servicio a la nación y a la Commonwealth, su coraje, fortaleza y fe. Nuestras vidas se han enriquecido a través de los desafíos que nos presentó, el coraje que nos dio, su amabilidad, humor y humanidad", dijo el deán en sus palabras de recibimiento.

Los restos de Felipe de Edimburgo reposan desde este sábado en la bóveda real de la capilla de San Jorge, donde están también enterrados 24 miembros de la familia real británica. Sin embargo, su ataúd permanecerá allí temporalmente ya que luego será trasladado a la capilla del Rey Jorge IV.

La reina y la familia real comenzaron un duelo que se extenderá durante dos semanas, mientras que el Reino Unido entró hace ocho días en un luto nacional, donde las banderas están a media asta, los presentadores de televisión visten de negro y el Parlamento no puede aprobar ninguna nueva ley.

Ceremonia solemne

La ruta del cortejo fúnebre estuvo delimitada por personal de la Fuerza Naval, los Marines reales, de los Highlanders, el Cuarto Batallón del Real Regimiento de Escocia, y las Fuerzas Aéreas (RAF) y se escucharon salvas de cañón a cargo de la Artillería montada a caballo de las Tropas del Rey y sonido de campana.

En la procesión intervinieron también los dos ponis favoritos del duque, llamados "Balmoral Nevis" y "Notlaw Storm". A la llegada del cortejo a la capilla de San Jorge, el vehículo fúnebre fue recibido por un guarda de honor y una banda militar del llamado Regimiento de los Rifles, que interpretó el himno nacional.

Miembros de la Guardia montada a caballo se alinearon en los escalones del templo, mientras se trasladó el ataúd -cubierto con el estandarte del duque, su gorra naval, una espada y una corona floral- al interior de la capilla mientras sonaba un tema náutico, conocido como "The still".

Antes de iniciarse el servicio se guardó un minuto de silencio en todo el país en memoria del duque y un disparo efectuado por la Artillería montada a caballo de la Real Tropa del Rey marcó el inicio de la ceremonia.
La ceremonia fue transmitida en vivo por BBC One, uno de los canales de la emisora británica.

El reencuentro de Harry y William

En el cortejo fúnebre participaron los cuatro hijos y varios de los nietos de la pareja real. Fue la primera aparición pública del príncipe Harry, de 36 años, con la realeza desde que él y su esposa Meghan, que no viajó al Reino Unido por estar embarazada, abandonaron sus funciones reales y se fueron a vivir a California.

Harry no caminó junto a William, de 38 años, con quien las relaciones son tensas. Entre ellos se situó su primo Peter Phillips, lo que alimentó las especulaciones sobre una persistente disputa entre los dos hermanos.