Martes, 28 de Mayo de 2024 Niebla 12.5 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 12.5 °C niebla
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1195
Economía

Los barcos de la Milla 201: cómo nos roban en la frontera marítima

Hoy se conoció un nuevo video que muestra a cientos de barcos pesqueros en la milla 201 de nuestro país. Estos buscan aprovechar los recursos naturales de nuestras costas en su límite legal, pescando sobre todo merluza, calamar, nototenia y merluza negra. Estas especies se encuentran mayoritariamente en nuestro territorio, pero sus costumbres migratorias hacen que sea posible encontrarlas en este sector que queda justo afuera del alcance de nuestra zona económica exclusiva.

No es la primera vez que se ve algo así, y en su momento la tensión llegó al punto de que la Prefectura se vio obligada a hundir a un barco pesquero chino que había traspasado el límite de las 200 millas.

¿Cuál es la situación legal de estos barcos?

La frontera de nuestro país no termina en la playa. Se extiende 12 millas marítimas. Este espacio se llama "Mar territorial argentino", y allí se aplican todas las leyes, normas y regulaciones de nuestro país. Más allá de las 12 millas se encuentra la zona económica exclusiva. Esta llega hasta las 200 millas y allí, aunque ya se considere alta mar, nuestro país tiene derechos sobre la explotación de los recursos naturales y la exploración de las aguas y el suelo marítimo. Esto significa que, si bien no rigen las leyes de nuestro país, cualquier embarcación que desee realizar alguna actividad económica debe recibir autorización del estado nacional.

A partir de ahí, la cosa se pone más complicada. Los recursos naturales de altamar son patrimonio común de la humanidad, lo que significa que son de libre explotación por embarcaciones de cualquier bandera. Sin embargo, según la ley 23.968, "las normas nacionales sobre conservación de los recursos se aplicarán más allá de las DOSCIENTAS (200) millas marinas, sobre las especies de carácter migratorio o sobre aquellas que intervienen en la cadena trófica de las especies de la zona económica exclusiva argentina". Es decir, el estado nacional argentino no permite la explotación de especies que forman parte de la fauna de su zona económica exclusiva. Y, aunque los Simpson opinen lo contrario, ciertas leyes nacionales y tratados internacionales siguen aplicando en altamar.

Aún así, el estatus legal de algunos de estos barcos es todavía más complejo. La disputa por las islas Malvinas se expresa también aquí. El Reino Unido reclama que su zona económica exclusiva se extiende por sobre la nuestra. Muchas embarcaciones actúan bajo permisos emitidos por este país. Otras, sin embargo, actúan sin ninguna autorización, lo que vuelve absolutamente ilegal la explotación que realizan.

¿Cuánto le cuesta esto al país?

La gran mayoría de las especies que estos barcos explotan están dirigidas a los mercados internacionales. El calamar illex, una de las especies más abundantes en nuestra zona económica exclusiva, es muy consumido en España y los Estados Unidos. Según un informe del 2017 de la Subsecretaría de pesca, la explotación ilegal de nuestros recursos le cuesta hasta 800 millones de dólares anuales al país. Además, la pesca ilegal pone en peligro el equilibrio ecosistémico de nuestros mares. Según la Food and Agriculture Organization, la parte de la ONU que se ocupa de la comida y agricultura, alrededor de un tercio de las especies de peces de todo el mundo están sobreexplotadas. Esto significa que el ritmo de su consumo es mayor que el que una especie puede soportar al largo plazo. 

Al no actuar bajo las regulaciones laborales y régimen de impuestos de nuestro país, las embarcaciones extranjeras son más competitivas que las nacionales. La mayoría de las embarcaciones que pescan ilegalmente en la milla 201 son de origen chino, aunque también hay barcos pesqueros ingleses, coreanos, taiwaneses y españoles.

Está pasando