Miércoles, 15 de Mayo de 2024 Cielo claro 14.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 14.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $926
Dólar Blue: $1100
Política

Una oleada de paros recorre Argentina: ¿A dónde nos lleva?

Por Gustavo González |(Empresario)

Argentina está siendo afectada por una oleada de paros y protestas de los trabajadores de casi todos los sectores. La causa es la insostenible situación económica, el alza indiscriminada de los precios, la depresión del salario, y la amenaza de la tan deseada por los libertarios flexibilización laboral, que vuelca a la gente a las calles a manifestarse como forma de protesta. Sin embargo, todo lo que está ocurriendo es sólo el principio. Por delante hay una amenaza aún mayor para el país: las huelgas en el sector de hidrocarburos.

Esta semana, las palabras "huelga" y “paro” han unido a muchas personas de distintos sectores de la economía argentina. En la Capital porteña ya hubo un paro de colectiveros. El transporte público dejó de funcionar desde las 0:00 del jueves 11 de abril. El sindicato del transporte público UTA, anunció ese mismo día que, en esta oportunidad, el trabajo de los choferes sería restablecido al cabo de 24 horas y dio al gobierno un plazo hasta el 25 de abril para solucionar la cuestión salarial con las cámaras empresariales, o vuelven los paros.

Días antes, también se supo que el sindicato de camioneros preparaba una huelga de 48 horas en defensa de sus derechos. El titular del sindicato de camioneros, Pablo Moyano, anunció el 9 de abril que, si las empresas no pagan los aumentos salariales prometidos el próximo jueves, ese mismo día iniciará un paro nacional de 48 horas. El aumento se acordó en febrero, pero el ministro de Economía, Luis Caputo, a través de la Secretaría de Trabajo, no homologó el acuerdo. Pablo Moyano ha subrayado la necesidad de plantar cara al Gobierno ante este trato injusto a sus representados.

Los trabajadores del transporte se han unido a los docentes,  quienes se oponen a los recortes de financiación de las instituciones educativas de todo el país, así como a la reducción del poder adquisitivo de los trabajadores. COaD, el sindicato de la enseñanza y la investigación, había anunciado un plan de lucha reclamando un salario digno, la devolución del dinero del FONID (Fondo Nacional de Incentivos Docentes) y un presupuesto renovado para la educación. Actualmente, los salarios de los docentes están un 30% por debajo de la tasa de inflación. Los educadores cumplieron con alto acatamiento un paro de dos días el 10 y 11 de abril. También han anunciado su participación, sumándose a la marcha federal en defensa de las universidades públicas el 25 de abril.

Los delegados sindicales representantes de los trabajadores de la ANSES, también anunciaron un paro el 10 de abril debido a la oleada de despidos en el organismo. Según sus representantes, habrá una manifestación frente a la sede de la Avenida Córdoba para exigir "que cesen los despidos en ANSES, que se garanticen jubilaciones dignas, que no se cierren oficinas, y que se reincorpore de inmediato a los 1.300 empleados despedidos".

De este modo, una serie de huelgas y paros en distintos sectores de la economía se esperan a lo largo del país. Todos esto no es más que un indicador de que el gobierno libertario está incumpliendo sus promesas de campaña. ¿Cómo planean dirigir al país haciendo frente a la amenaza de la crisis del combustible, el descontento social, los sueldos depreciados, y las protestas que inevitablemente seguirán creciendo?

Una fuente anónima del entorno del gobernador de la provincia de Chubut, advirtió sobre el advenimiento de una crisis inminente en el sector energético. El enfrentamiento entre Milei y el gobernador Ignacio Torres ha puesto en riesgo la continuidad de las operaciones petroleras en toda la Patagonia. Si el conflicto se agrava la población argentina se enfrentará a un aumento del precio de los hidrocarburos, desabastecimiento en las estaciones de servicio, e interrupciones del suministro, así como a huelgas de los trabajadores del sector. ¿Resistirá la economía del país semejante golpe? La temporada invernal se acerca y muchas regiones del país, en particular de la Patagonia, sufrirán en primera persona las constantes fricciones del gobierno libertario con el sector energético.

La situación es extremadamente tensa y los ciudadanos deben prepararse para las posibles consecuencias. La incapacidad de Milei para establecer el diálogo y resolver las diferencias con los líderes regionales amenaza la seguridad energética de la Argentina.