Jueves, 13 de Junio de 2024 Nubes 25.4 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 25.4 °C nubes
 
Dólar BNA: $942
Dólar Blue: $1245
Política

La secretaria de Karina Milei aumentó el presupuesto de la Secretaría y designó a sus parientes como funcionarios

Karina Milei

La mano derecha de Karina Milei, María Belén Agudiez, Subsecretaria de Planificación General, duplicó el presupuesto a su cargo en dos meses de gestión y nombró a dos de sus primos directos, Javier Sosa y Agustín Expósito, para cargos en el Estado. Los nombramientos de parientes para cargos públicos dentro del oficialismo sigue avanzando.

Sosa, jardinero de oficio, fue designado como intendente de la Quinta de Olivos y, sobre Expósito, todavía no se sabe con exactitud a qué se dedicará pero no tiene ningún antecedente laboral registrado en Anses. Agudiez, según las fuentes, también habría designado a su madre y a su hermana. La noticia llega después de la polémica por la designación de Geraldine Calvella, la joven militante libertaria de 23 años sin experiencia laboral que fue designada como titular del Registro Nacional de las Personas (Renaper), con un sueldo de más de dos millones 700 mil pesos.

Las fuentes cercanas a la Secretaria General de la Nación y hermana del presidente aseguran que la decisión de su subsecretaria, María Belén Agudiez, de aumentar el presupuesto para sueldos en 50 millones de pesos y colocar a sus primos en cargos públicos, desató su enojo. Este escándalo, además, afecta la imagen de Karina, que considera a Agudiez una de las personas de mayor confianza.

María Belén Agudiez, Subsecretaria de Planificación General.

Sobre Agudiez, que maneja la flota de autos y en su momento tuvo gran protagonismo en las redes, una fuente de La Libertad Avanza expresó: "Fue la que logró alejar del entorno de Javier a Lilia Lemoine y Lu Palaveccino" y agregó que Karina considera que esas dirigentes libertarias afectan la imagen de Milei, reconstruye Fabricio Navone para La Política Online.    

Adorni, el vocero presidencial, ya había ingresado a su hermano, Francisco Adorni, como asesor en el Ministerio de Defensa y para febrero se conoció que su sueldo ascendería a más de 2 millones de pesos. Mientras el discurso fuerte del gobierno es "no hay plata", las designaciones a nuevos cargos millonarios ensucian la imagen y la credibilidad de los dirigentes.

Está pasando