Martes, 23 de Julio de 2024 Bruma 12.3 °C bruma
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Bruma 12.3 °C bruma
 
Dólar BNA: $967
Dólar Blue: $1445
Mundo

Los asesinos de los médicos de Río de Janeiro también fueron ejecutados

Río de Janeiro

Luego del brutal asesinato de tres médicos en Río de Janeiro, a manos de una banda delictiva que los atacó mientras cenaban en un local de comida del centro de la ciudad brasileña, la Policía encontró los cuerpos sin vida de cuatro narcotraficantes sospechosos de haber participado en el crimen ocurrido en los últimos días.

Las autoridades localizaron durante la madrugada los cadáveres en el interior de dos vehículos que se encontraban en dos puntos diferentes de la ciudad, según señaló la Policía Civil de Río de Janeiro. La principal hipótesis es que los tres médicos fueron asesinados por error, en medio de una disputa de territorio entre bandas de narcotraficantes y grupos paramilitares.

El ataque ocurrió la madrugada del jueves en un puesto de playa situado en la orla de Barra Tijuca, en la zona oeste de Río de Janeiro, y provocó el repudio de numerosos dirigentes políticos de todo el arco ideológico, entre ellos del presidente Lula da Silva.

Según las imágenes de las cámaras de seguridad, un grupo de pistoleros se bajó de un vehículo blanco, fue hasta la mesa donde se encontraban los médicos y efectuó decenas de disparos contra ellos. Tres murieron (Diego Ralf Bomfim, Marcos de Andrade Corsato y Perseu Ribeiro Almeida), mientras que un cuarto médico (Daniel Sonnewend Proença) resultó herido y permanece en un hospital.

Ante el revuelo generado, los líderes de la banda a la que pertenecían los asesinos los ejecutaron con la intención de evitar un hostigamiento de las autoridades en su búsqueda por esclarecer el suceso, según fuentes oficiales.

Uno de ellos fue identificado como Philip Motta Pereira, sospechoso de haber sido uno de los responsables de iniciar una guerra en la que participaron narcotraficantes y milicianos. También fue asesinado Ryan Soares de Almeida, mano derecha de Pereira. Los otros dos sospechosos muertos aún no han sido identificados por la Policía de Homicidios.

Está pasando