Jueves, 13 de Junio de 2024 Cielo claro 19.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 19.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1285
Cultura & Espectáculos

Donaron a una universidad de Viena fragmentos de huesos de Beethoven

beethoven

Trasladaron a la Universidad de Medicina de Viena fragmentos de un cráneo que podrían ser huesos Beethoven. El compositor alemán murió en Austria en el siglo XIX y al día de hoy todavía no se pudo determinar la causa de su sordera ni la de su muerte.

El empresario estadounidense Paul Kaufmann fue el encargado de donar los huesos de Beethoven a la Universidad. En conferencia de prensa, dijo que "su lugar está aquí, en Viena". Kaufmann tenía los huesos gracias a una herencia que recibió en 1990. Las piezas estaban guardadas en una caja fuerte de un banco, en la Costa Azul de Francia. "Había muchos tesoros en el banco, incluida esta caja con la inscripción 'Beethoven' en la superficie", explicó.

Los fragmentos de huesos donados son 10 en total, y se estudiarán para determinar si efectivamente pertenecieron al compositor de música clásica. Antes de Kaufmann, estuvieron en manos de un médico vienés que participó de la exhumación del cuerpo de Beethoven en 1863 -Franz Romeo Seligmann, un ancestro del empresario-. A partir de ahí, los huesos quedaron como una reliquia familiar y fue pasando de generación en generación.

Los restos ya fueron analizados para verificar su identidad, aunque el resultado tardará aproximadamente 10 meses. Además, los expertos pretenden establecer las causas de su sordera y de su muerte. "No se trata de conservar una reliquia en una caja. Se trata de investigar y averiguar cual fue la verdadera historia y si se puede, los pormenores de la misma", dijo el médico forense Christian Reiter. Y agregó: "Estos pedazos de hueso fueron examinados con rayos X en el 2005 en Estados Unidos. Y se llegó a la conclusión de que Beethoven podría haber sido víctima de una intoxicación por plomo, lo que explicaría sobre todo los problemas digestivos que padecía".

Sin embargo, dos siglos después la causa de muerte sigue siendo un misterio, ya que el plomo podría venir no solo del veneno, sino de otro tipo de circunstancias. "En aquella época, la gente solía beber en vasos de ese metal, y en los tratamientos médicos se utilizaba muchas veces plomo y mercurio", detalló Reiter. Además, tampoco se pudieron establecer las causas de su sordera, aunque se pudo determinar mediante pruebas de ADN que el músico era propenso a padecer enfermedades hepáticas y están casi seguros de que sufrió hepatitis B al final de su vida.

Está pasando