Lunes, 24 de Junio de 2024 Cielo claro 6.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Deportes

Decapitaron a Vinicius Skulny, una de las promesas del fútbol brasileño

Vinicius Skulny

Decapitaron y desmembraron a Vinicius Skulny, una de las mayores promesas del futbol brasileño. El joven de 19 años fue encontrado muerto ayer en el río Iguatemi del municipio Sete Quedas en el estado de Mato Grosso do Sul. La policía local analiza varias hipótesis sobre el asesinato.

El mundo del fútbol brasileño está conmocionado. La joya que jugaba como delantero en el modesto equipo del municipio, el Seduc de Anastásio, y que era uno de los mejores de su plantel, fue hallado muerto en el río Iguatemi.

Después de jugar un partido el pasado 25 de junio, fue a una fiesta en Paraguay -a tan sólo 71 kilómetros de su casa- con amigos y, tras salir de allí, fue a la casa de su exnovia. Después de eso no se supo nada de él. Recién ayer, tras diez días de búsqueda, parte de su cuerpo apareció flotando en el dicho río: se encontraron la cadera, el torso y el muslo del jugador, aunque aún siguen buscando parte de su cabeza.

Las partes del cuerpo del Vinicius Skulny que se encontraron fueron identificadas gracias a los tatuajes que tenía. Y la inspectora jefe de la Policía Civil de Mato Groso, Lucelia Constantino, a cargo del caso informó que hay dos detenidos por el crimen: un joven que se presentó a declarar y la exnovia que asegura que no tiene nada que ver con el asesinato.

Durante las investigaciones, la Policía incautó cuatro vehículos, entre autos y una lancha, varios celulares e instrumentos que pudieron haber sido utilizados en el crimen. La hipótesis de los investigadores es que el jugador fue asesinado de tres tiros, al menos uno de ellos en la cabeza, y descuartizado con una motosierra. "Qué crueldad en el mundo, Dios mío. Mi hijo era un buen chico", expresó la madre de Vinicius Skulny, quien denunció la desaparición de su hijo el pasado 26 de junio.

Está pasando