Sábado, 02 de Marzo de 2024 Cielo claro 25.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 25.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $889
Dólar Blue: $1050
Mundo

Starbucks deberá pagar 25 millones de dólares a una empleada: la despidieron por ser blanca

Starbucks deberá pagarle 25,6 millones de dólares a una ex empleada por un caso de discriminación racial. Según la Justicia de Estados Unidos, la despidieron por ser blanca.

Shannon Phillips, una ex gerenta de un local, fue despedida luego de que dos hombres negros fueran arrestados en un Starbucks de Philadelphia en el 2018. Luego de ese hecho, que derivó en multitudinarias protestas en la zona, un colega negro mantuvo su trabajo.

Un jurado dictaminó que la raza de la empleada fue un factor determinante en su despido, lo que viola las leyes anti-discriminación de Estados Unidos. De acuerdo al jurado federal de New Jersey, Starbucks violó los derechos civiles de Phillips. Además, la empresa fue declarada culpable de violar una ley loca que prohibe la discriminación racial. Por eso, Starbucks deberá pagarle 600.000 dólares por daños compensatorios y 25 millones por daños punitivos a su exempleada.

El incidente ocurrió en el local que Starbucks tiene en la plaza Rittenhouse de Philadelphia en el 2018, cuando dos hombres negros fueron detenidos en el negocio luego de que no los dejaran pasar al baño, ya que no eran clientes. Los dos detenidos, Rashon Nelson y Donte Robinson, dijeron que estaban en el negocio para una reunión de negocios y estaban esperando a alguien más antes de pedir. Luego de que se negaran a retirarse del local, los empleados llamaron a la policía, que los detuvo y les puso esposas.

La detención fue filmada y se viralizó. Poco después, se produjeron grandes protestas y Starbucks cerró todos sus bares (8.000 locales) de Estados Unidos para tener una jornada de formación contra los sesgos raciales para todos sus empleados.

El director regional de la empresa despidió a Phillips, mientras el manager del local donde ocurrieron los hechos, que era negro, siguió trabajando. En el 2019, Phillips denunció a Starbucks por los cargos de despido improcedente y por haber castigado de forma injusta a empleados solo por ser blancos.