Miércoles, 12 de Junio de 2024 Bruma 18.4 °C bruma
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Bruma 18.4 °C bruma
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1252
Sociedad

Santa Fe: balas de goma y piedrazos entre municipales y la policía por un conflicto lleva un mes

Santa Fe

La localidad de Las Rosas, en Santa Fe, es escenario de un violento conflicto entre los trabajadores municipales y el Ejecutivo local que lleva más de un mes y que escaló el lunes con la intervención de la policía. Los efectivos buscaban desbloquear un depósito de maquinaria vial, para lo cual dispararon con gas lacrimógeno y balas de goma, mientras que algunos manifestantes respondieron con piedrazos.

El conflicto entre los trabajadores municipales de Las Rosas y la Municipalidad comenzó unos meses atrás, cuando los empleados recibieron un salario mayor al establecido en paritarias y las autoridades argumentaron que se trataba de un error. Por su parte, los municipales sostuvieron que ese aumento era correcto y que se trataba de un “derecho ya adquirido”. Dos semanas después se alcanzó un acuerdo en la sede del Ministerio de Trabajo de Rosario, pero el conflicto se reanudó a fin de mes.

El 27 y el 28 de abril pasados el Sindicato de Trabajadores Municipales (SITRAM) adhirió a un paro en Santa Fe y el intendente, Javier Meyer, decidió descontarles los días no trabajados argumentando que “los paros provinciales son de adhesión solidaria de los municipios”. Frente a esto, los trabajadores reclaman que la Municipalidad les pague los días correspondientes a la medida de fuerza argumentando que el descuento es “improcedente, ilegal y contrario a la buena fe y desleal”.

https://twitter.com/Rosariotres/status/1663351127226847232

En este contexto, el SITRAM mantiene un paro por tiempo indeterminado desde el 10 de mayo pasado, hasta que se devuelva el monto descontado. Asimismo, exigen el pase a planta permanente de los trabajadores que hace años trabajan en el municipio en calidad de personal eventual y denuncian presiones y malos tratos por parte del Ejecutivo.

Como parte de la medida de fuerza los sindicalistas bloquearon la entrada a un recinto municipal donde se guardan maquinaria vial y otros elementos para los servicios básicos de la ciudad, tales como la reparación de luces y la recolección de residuos. Con el objetivo de deshacer este bloqueo, las fuerzas de seguridad locales intervinieron este lunes. “La policía montó un dispositivo para desbloquear la salida y poder utilizar maquinaria”, explicó Meyer, quien además sostuvo que los efectivos reprimieron porque “los manifestantes los agredieron”.

“Hubo gomerazos, balas de goma, destrozaron la admisión de la maestranza, prendieron fuego un punto limpio donde la gente lleva los reciclables, hubo amenazas constantes, rompieron los vidrios de la administración”, relató el intendente y afirmó que la ciudad perdió “las garantías constitucionales”. Asimismo, aseguró que no puede salir de su casa, que está amenazado y con custodia policial y que es víctima de una maniobra política que se corresponde con el año electoral.

“Este es un año político, detrás de esto hay una mano política que está agitando y bancando esto, hoy me tomaron la ciudad”, protestó el jefe comunal y calificó al secretario general del SITRAM, Claudio Gómez, como “un tipo que cobra un millón de pesos, que agredió físicamente a dos mujeres y no fue preso” y que además “tiene influencia, llegada, y gente que le puede dar cobertura”.

Está pasando