Lunes, 15 de Abril de 2024 Lluvia ligera 20.6 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 20.6 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $912
Dólar Blue: $1010
Sociedad

Un testigo declaró que Máximo Thomsen le pegó varios "puntinazos" en la cabeza a Fernando

Familia de Fernando Báez Sosa

Este jueves comenzó la cuarta jornada del juicio a los rugbiers por el asesinato de Fernando Báez Sosa. Les toca declarar a los policías que intervinieron después de la agresión frente al boliche Le Brique, a la joven turista que asistió a Fernando e intentó reanimarlo y a varias personas que se encontraban en el lugar la madrugada del 18 de enero de 2020.

La audiencia comenzó pasadas las 9:30 a.m. con, nuevamente, la presencia de los padres de Fernando Báez Sosa y la de los ocho rugbiers acusados de haberlo asesinado a golpes hace casi tres años. Por el momento, declaró uno de los testigos que presenció el ataque: se trata de un Tomás Bidonde, un joven que aseguró haber visto que el rugbier Máximo Thomsen le pegó "dos puntinazos" en la cabeza a la víctima cuando ya estaba en el piso.

Recuerdo que ya casi al final le pega dos patadas en la cabeza, como puntinazos, y después recuerdo que lo agarra de la cabeza y le vuelve a dar dos o tres patadas.

"Cuando lo veo de frente, está pegando, golpeando al chico que después fallece, y recuerdo que ya casi al final le pega dos patadas en la cabeza, como puntinazos, y después recuerdo que lo agarra de la cabeza y le vuelve a dar dos o tres patadas", relató. Además, Bidonde identificó a Ciro Pertossi, otro de los acusados. Dijo haberlo visto golpear a Fernando “en la espalda y el costado”.

Después, aunque no pudo precisar sus nombres, señaló que había dos varones más participando del ataque: "A Fernando veo que le pegan cuatro, en principio". Lo golpeaban por la espalda y “eran de tez blanca y de contextura grande”, describió. El testigo hizo, a pedido de la defensa de los acusados, un gráfico en el que señaló a quiénes había visto y dónde. Indicó, además, que vio de frente a "Fernando de rodillas intentando sujetar los golpes".

Bidonde señaló que "lo más llamativo" del ataque "era la agresividad del chico que le pegaba en la cabeza".

El testigo también pudo dar información sobre los rugbiers que atacaron a los amigos de Fernando Báez Sosa. Identificó como sus atacantes a Ayrton Viollaz y a otro de "rodete samurai", con lo que se supone que se refería a Matías Benicelli. Por último, señaló que "lo más llamativo" del ataque "era la agresividad del chico que le pegaba en la cabeza", a quien ya había visto dentro del local cuando "lo tuvieron que sacar entre dos", y consideró que él era "el líder" del grupo.

En medio de su declaración, Tomás Bidonde se quebró. Cuando le preguntaron por qué se había acercado a testificar, respondió: “Estaba shockeado, estaba mal después de lo ocurrido. Un día prendí la tele y escuché al padre (de Fernando) y volví de entrenar llorando y dije que iba a llamar a Fiscalía. Mi mamá me dijo que no, pero después llamé y avisé lo que había visto”. Cuando terminó, se abrazó con los padres de Fernando.

Con información de Télam.