Lunes, 05 de Diciembre de 2022 Lluvia ligera 23.6 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 23.6 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $175
Dólar Blue: $312
Policiales

Un joven de 19 años fue baleado por la Policía en la puerta de un country en Moreno

La Policía Bonaerense le disparó esta madrugada tres tiros a un joven de 19 años en la puerta de su casa en el ingreso a un barrio privado en el partido de Moreno. Está internado y tiene una fractura en su brazo.

El joven identificado como Tomas Lautaro Kruger regresaba a su casa después de una fiesta en una camioneta Toyota Hilux de su padre. Circulaba en la Ruta Provincial N° 7 y no había parado en varios semáforos en rojo en su camino al barrio privado Álvarez del Bosque donde vive el chico de 19 años y jugador de rugby en el Club Mariano Moreno.

No se detuvo tampoco cuando la Policía comenzó a seguirlo para detenerlo. Mientras esperaba que la seguridad del barrio privado le abriera el ingreso, el patrullero lo golpeó desde un costado. El joven entonces intentó retroceder para escapar, pero no pudo. A los pocos metros perdió el control del vehículo.

A la persecución también se sumaron otros dos patrulleros y bajaron dos efectivos con su arma reglamentaria que le dispararon al conductor. El joven recibió tres disparos en su brazo derecho y piernas. Debió ser atendido de urgencia en el Hospital Mariano y Luciano donde permanece internado y será internado.

La causa se encuentra a cargo del fiscal Federico Soñora, titular de la UFI Nº4 de Moreno. Los dos efectivos están siendo investigados imputados por lesiones.

Lo chocan y mi hijo con el brazo quebrado se fue porque tenía miedo, llegó hasta acá a 50 metros, donde todavía la pueden ver con los impactos de bala y el golpe del choque

El padre del joven.

En declaraciones a Crónica, el padre del chico lamentó el hecho y sostuvo que "no se puede creer que venga un patrullero sin las luces de arriba corriéndolo": "Lo chocan y mi hijo con el brazo quebrado se fue porque tenía miedo, llegó hasta acá a 50 metros, donde todavía la pueden ver con los impactos de bala y el golpe del choque”.

Y añadió que le había prestado la camioneta para que no se tome el colectivo y "no le pase nada": "Es una locura. Mi hijo se desmayó y lo tenían esposado en el barro con tres tiros en el cuerpo y con la hipotermia que tenía. Parecía una pesadilla, no parecía real”.

Está pasando