Martes, 07 de Febrero de 2023 Cielo claro 26.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 26.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $197
Dólar Blue: $377
Política

Los 10 personajes a los que Macri les "pega" en su libro

Ayer salió a la venta el libro de Mauricio Macri Primer Tiempo. Más allá del análisis general de su gobierno, los distintos factores que lo llevaron al fracaso en la economía, las cosas que le impuso a su gobierno la oposición y los aciertos y errores propios, el expresidente de la Argentina dedica varios pasajes a criticar a diversos dirigentes, empresarios, periodistas y sindicalistas argentinos. A continuación, una lista de los principales "blancos" de sus dardos:

1. Cristina Fernández de Kirchner: "no está bien"

La primera que recibe un palo no es otra que la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Dice Macri sobre ella: "La expresidenta no está bien. No sé si alguna vez lo estuvo, Ya durante sus mandatos notaba un padecimiento interno muy grande. Tiene una verdad de sufrimiento muy dura, una serie de cosas que sólo ella debe saberlas. La psicología de cada ser humano es muy compleja". Luego comienza a hablar de sus propias experiencias con el psicoanálisis, terapia que comenzó luego de su secuestro. Sobre la expresidenta, también cuenta una anécdota particular con la ascensorista de la Casa Rosada. Dice el libro: "Le dije a la ascensorista: '¿Que calor, no?'. La mujer se puso a llorar instantáneamente. Después supe que Cristina Kirchner jamás le dirigía la palabra y que tenía prohibido hablarle a ella".

2. Sergio Massa: "enamorado del corto plazo"

Sobre el presidente de la cámara de diputados, Macri dice: "Sergio prefirió impulsar proyectos que le daban estrellatos de corto plazo, pero que rompían la confianza que habíamos establecido". Y agrega: "Sigue siendo visto como alguien poco confiable, enamorado del corto plazo, incapaz de sostener un proyecto de país o un armado político según sus convicciones".

3. Jorge Fontevecchia: "obsesionado perversamente con mi familia"

En la página 46, el autor dice: "Creo que quien se enoja con un periodista sencillamente pierde su tiempo". Por suerte, como nunca se le ocurriría perder tiempo al expresidente, en la página 49 nos cuenta su opinión sobre el periodista y empresario de medios Jorge Fontevecchia: "Fontevecchia siempre mantuvo una obsesión perversa con mi familia y conmigo, en particular desde mi ingreso a la política. Su ego suele estar muy por encima de sus capacidades".

4. Daniel Vila: "de los peores lobistas"

En esa misma página, Macri dice: "A veces los que acusan de lobby a los demás son los peores lobbistas. Un ejemplo de estas conductas es Daniel Vila, uno de los más complicados en el rubro. Vila es el clásico exponente del círculo rojo que considera que la ley debe aplicarse a todos los demás menos él".

5. Monseñor Oscar Ojea: hacedor de "maldades"

Otro que cobra en el libro del expresidente es monseñor Ojea, el obispo de San Isidro. Luego de un apartado sobre su relación con la iglesia católica, titulado "De Bergoglio a Francisco", el expresidente cuenta que, al entrar a una Misa por la Unidad y la Paz, en Lujan, le dijo a Ojea: "Monseñor, gracias por invitarme. Siempre es bueno estar cerca de Dios. El mismo Dios que espero les perdone todas las maldades que me han hecho durante los últimos años".

6. Hugo Moyano: "parte del problema"

Télam 28/09/2015 Buenos Aires - Mauricio Macri se reunió con Hugo Moyano para tender puentes con el peronismo, juntos en un acto en el barrio de la Boca. Foto: Fernando Gens/Télam/cf

Hugo Moyano también entra dentro de los criticados por Macri. Sobre el dirigente camionero, Macri habla de las idas y venidas de su relación, y cuenta que, después de una serie de discusiones y negociaciones con su gobierno, "Moyano decidió ser parte del problema: el cambio que queríamos hacer se terminó frenando. Y la máquina de impedir se anotó un pequeño triunfo sobre la gran mayoría de los argentinos".

7. Hugo Chávez: en las antípodas

Sobre Hugo Chávez, el expresidente de Venezuela y fundador del Chavismo, la fuerza que sigue gobernando aquel país, el exmandatario argentino dice: "Pero en aquel momento temprano de mi carrera supe que ese hombre y yo estábamos en las antípodas del pensamiento sobre la libertad y la democracia". Está hablando de ese peculiar encuentro que tuvieron en la mesa de Mirtha Legrand, allá por el 2003.

8. Christine Lagarde, los arbolitos y las chirolas

Dos de los personajes inesperados que reciben críticas por parte de Macri son Christine Lagarde y David Lipton, los funcionarios jerárquicos del FMI con quienes le tocó negociar a su gobierno. Los responsabiliza parcialmente del fracaso de las políticas económicas de su gobierno, argumentando que su falta de flexibilidad con la argentina le impidió al Banco Central controlar el precio del dólar. Sobre Lagarde, dice: "No lograba hacerle ver que habían desaparecido los vendedores de dólares, sólo había vendedores de pesos y que había días en los que apenas con chirolas nos movían el dólar un peso o dos para arriba. Eso no era un mercado normal, y la incapacidad del Banco Central para vender dólares nos dejaba impotentes".

9. Juan Manzur y un particular interés en el expediente electrónico

El expresidente menciona al exgobernador de Tucumán como ejemplo de los gobernadores que no acompañaron su gobierno para cuidar sus "kioskos". Cuenta que en la discusión sobre la implantación del expediente electrónico, Manzur demostró primero un gran entusiasmo, hasta que desde su provincia surgió la pregunta: "'¿Hay alguna manera de hacer algún cambio en algún expediente sin dejar rastros?', preguntaban. No, no lo hay, respondían los enviados de Andrés Ibarra. El secreto y la belleza del expediente electrónico, además de la eficacia, es la transparencia: cualquiera que toque una coma de un expediente deja los dedos marcados. A partir de ahí, Tucumán perdió interés en el proyecto".

10. Alberto Fernández: "agresividad descontrolada"

Finalmente, le dedica unas palabras al actual presidente, Alberto Fernández. Hablando sobre el últimos debate de candidatos del 2019, el expresidente dice: "La agresividad descontrolada de Alberto Fernández me puso a prueba". Luego, sigue: "La reacción de Fernández fue cobarde. La emprendió contra mi familia y mi padre, completamente exaltado, desparramando todo tipo de acusaciones falsas". Y concluye: "En ese momento comencé a dudar si este hombre tendría el temple necesario para tomar decisiones y gobernar".

 

 

Está pasando