Jueves, 20 de Junio de 2024 Cielo claro 13.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1260
Cultura & Espectáculos

Friolento, la banda que hace perrear a los vampiros

Friolento

¿Qué hubiese pensado Ian Curtis, el fundador de Joy Division, si en vez de haberse ahorcado en la cocina de su casa, hubiese llegado a escuchar a Bad Bunny? ¿Daddy Yankee le moverá alguna fibra a Robert Smith de The Cure? ¿Perrearía en las fiestas Gustavo Cerati?

Con este tipo de dudas, Friolento planteó su primera propuesta, en 2018, que pronto cosechó amplia aceptación. La premisa era sacarle la playa caribeña a las canciones más populares de las fiestas- de Bad Bunny, Karol G, Plan B o J Balvin, entre otros- y pasarlas por el tamiz de las fábricas abandonadas y los cementerios nórdicos. El resultado fue un combo viral, que no solo los hizo famosos en su natal ciudad de Concepción- al sur de Chile- sino que los llevó de gira a España y México.

En Argentina, debutaron en el Lollapalooza de este año, pero por disposiciones del festival, no pudieron organizar una fecha propia en esa visita. La revancha, sin embargo, es mañana, con una presentación en Uniclub de Almagro para la que quedan muy pocas entradas y el domingo, con una fecha en Córdoba.

Desde Chile, Cris Alejandro, voz y bajo de la banda, le adelantó a Diario Con Vos de qué va la propuesta:

-¿Qué impresión tienen del público argentino?

Creo que los públicos que más me llaman la atención son el argentino y el mexicano, porque son los más apasionados por la música. Cuando les gusta algo están muy encima y por mucho tiempo. Y son muchos también. A nosotros nos han recibido muy bien... creo además que es el país menos hater con la música.

-¿Existen fundamentalistas de los géneros todavía?

-Sí, un montón, de todo. Yo creo que el tener más vitrina hace que siempre tengas más odiadores y lo hemos visto en todos lados. Pero entre el público argentino es casi nulo eso. En cualquier parte donde hemos ido, no falta quien llega a descalificar la propuesta, pero en Argentina eso no nos ha pasado y eso está piola porque habla de un respeto a la música.

-¿Cómo llegaron a esta fusión?

-Sucede que me gusta mucho el rock latino y encuentro que tiene mucho que ver con la sonoridad del post punk ruso, que es mucho más rítmico que el gringo. Nosotros teloneamos en Santiago a Molchat Doma, que es una banda de Bielorrusia que hacen algo similar a lo que nos gusta a nosotros. Es como más de discotheque. Para entonces ya hacíamos esto que se nos ocurrió como un experimento, como un ejercicio, que probamos con canciones bien populares para ver cómo funcionaban. Y a la gente le gustó mucho, me empezaron a pedir más versiones con Isaac de los Santos que ya hacía eso. Y así nos viralizamos.

-¿Te sientes más cercano al mundo de Joy Division o al de Bad Bunny?

-A ninguno de los dos. A mí lo que me gusta es explorar y experimentar conmigo mismo. Antes de hacer esto hacía boleros y antes rock latino, porque me gusta la sonoridad de las cajas con mucho reverb.

-¿Y en la estética, de qué están mas cerca?

-Creo que mezclamos lo gótico con lo popular. En el público también lo vemos, mucha mezcla. Nos escuchan mundos muy diversos, de gente que ocupa mucho tiempo escuchando música como dibujantes o ciclistas. Visualmente, nuestro estilo es así porque es lo que nos gusta, es como andamos...tampoco es que nos disfracemos.

-¿La propuesta es bailable?

-Sí, todo el rato. Mis lugares favoritos para tocar son los bares porque es donde se arman las fiestas. No hacemos un show de butacas, sino algo de pista. Para este viernes tenemos un single que se llama Nochecita en Buenos Aires, con una base como la que patentó New Order, para dar un saludo. Van a ir muchas personitas que nos han pedido por harto tiempo y creo que lo vamos a pasar muy bien porque el contexto se arma solo con la música.