Sábado, 20 de Julio de 2024 Nubes dispersas 10.3 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 10.3 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $963
Dólar Blue: $1445
Tendencias

Un famoso jugador de vóley creyó durante 15 años ser el novio de una modelo y sufrió una terrible estafa

Un famoso jugador italiano de vóley mantuvo durante 15 años una relación a distancia con una supuesta modelo, pero nada era lo que parecía.

De un día pare el otro, el mundo se derrumbó para Roberto Cazzaniga, actual capitán del club Gioia Del Colle, quien creía que su novia, que usó el nombre falso "Maya", era la supermodelo brasileña de Victoria's Secret Alessandra Ambrosio. Los dos nunca se conocieron en persona y la relación se mantuvo solo a través de llamadas telefónicas y mensajes en las redes sociales.

La primera foto que envió la mujer fue una de Alessandra, justo un día en que los dos se conectaron por una llamada a través de una "amiga" en común. Obnubilado por su belleza, el deportista de 42 años le ofreció ayuda económica y envió un total de 700.000 euros a lo largo de 15 años.

Los obsequios era de enorme valor y, entre ellos, se incluyen un auto Alfa Romeo Mito 0km y muchas transferencias bancarias para la mujer, que aseguraba tener un problema cardíaco, por lo que necesitaba dinero para ir al hospital constantemente.

El fin del fraude

El fraude se descubrió gracias a los compañeros de equipo del jugador. A los amigos de Cazzaniga les llamó la atención que, a pesar de lo extenso de la relación, no se conocían en persona. Como el jugador no tomaba medida alguna, ellos presentaron una denuncia contra la mujer que recibía el dinero y hablaron con la periodista Ismaele La Vardera para buscar evidencias de Manuela, la supuesta amiga en común de la pareja.

Y así se descubrió que la mujer que se hizo pasar por Alessandra Ambrosio era una tal Valeria, que tenía 50 años y que vivía en Cerdeña. El deportista contó su triste historia en el programa de televisión italiano Le Iene y admitió que el fraude le había hecho acumular deudas por cientos de miles de euros. “Tengo tantas deudas, no es fácil ‘despertar del coma’”, dijo Cazzaniga sin poder contener el llanto.

Está pasando