Jueves, 18 de Abril de 2024 Nubes dispersas 17.4 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 17.4 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1025
Política

Daniel Arroyo: “El rumbo del Gobierno está claro, pero la racionalidad y la metodología es difícil de entender”

Arroyo

El diputado de Unión por la Patria y exministro de Desarrollo Social hizo un análisis a dos meses del inicio de la gestión de Javier Milei. Al respecto, Arroyo aseguró que el Gobierno “está haciendo un experimento”, que tienen “un problema práctico” y carecen de “racionalidad”

Además, habló sobre la tensión entre los gobernadores y el Presidente de la Nación y aseguró que el Ejecutivo empuja al país a una “desfederalización”. “Lo que está haciendo es concentrar todos los recursos en el Estado Nacional y ahogar a las provincias y a los municipios”, consideró en Diario Con Vos.

Sergio Rosso: Daniel, la ley ómnibus vuelve a comisiones. ¿Sabe el Gobierno lo que eso significa, que la ley vuelva a foja cero?

Daniel Arroyo: Creo que no, creo que de entrada creyó el Gobierno que volvía a comisiones, pero que quedaba aprobada en general y que después se llevaron la sorpresa de que volviendo a comisiones se vuelve a foja cero. Yo creí que lo que iba a hacer el Gobierno era llamar a un cuarto intermedio hasta hoy (por el miércoles), seguir con el tratamiento de la ley y buscando resolver el tema de privatizaciones, que no tenían nada resuelto (...). Pero mi impresión es que ellos entendieron que volviendo a comisión ya quedaba aprobada en general y se ha vuelto a foja cero. Lo racional sería que el Gobierno la dividiera en distintas leyes. (...)

SR: Entonces, ¿cuál es el rumbo del Gobierno de Javier Milei con la ley ómnibus?

DA: Están haciendo un experimento, en mi opinión, que es nada de Estado y todo el mercado a lo bestia. No hay nada de equilibrio. Yo creo que la sociedad votó por un cambio verdaderamente. Que hay un agotamiento con el Estado, que el Estado se metió en muchas cosas que no tenía que meterse y que eso ha cansado a la sociedad. Ahora, de ahí a nada… El Estado no regula la tasa de entrega de tarjeta de crédito, ni la medicina prepaga y es todo el mercado a lo bestia, es absurdo. Yo creo que tanto el DNU como la ley, en mi opinión, son más tesis universitarias que otra cosa. Alguien se puso a escribir y a decir cómo debería funcionar el Estado y el mercado, escribieron todo esto y ahí lo transformaron en ley. El rumbo es muy equivocado. Pero, más allá del rumbo, tiene un problema práctico. No tiene interlocutores con el Parlamento. No terminan de tener claro los propios dialoguistas cómo interactuar. A los que dialogan les dicen coimeros, valijeros. El rumbo del Gobierno está claro. Pero la racionalidad y la metodología es difícil de entender porque va y viene todo el tiempo.

SR: Hay un comunicado oficial de presidencia que responsabiliza directamente a los gobernadores del fracaso de la ley, ¿cuál es tu opinión?

DA: Que es un error. Los gobernadores han colaborado en serio. Los bloques dialoguistas han colaborado mucho. El PRO, la UCR, el bloque de (Miguel Ángel) Pichetto, los bloques provinciales han colaborado seriamente con el Gobierno. Si uno escuchaba atentamente a todos los diputados cuando iban hablando sobre cómo iban a votar muchos decían “yo le voy a dar gobernabilidad”, “voy a votar en general porque lo necesita, porque recién arranca, porque lo han votado”. Pero también decían “voy a votar en contra de esto, esto, esto. Simplemente con haber escuchado a los diputados, quedaba claro lo que decían. Que votaban en general, pero que tenían muchas dudas. Yo creo que los gobernadores actúan muy seriamente y creo que los bloques dialoguistas ayudaron mucho al Ejecutivo, pero el Gobierno no tiene racionalidad.

Hay dos cosas que le faltan a la gestión: un interlocutor del Ejecutivo con el Parlamento, alguien que vaya a hablar con el Parlamento y les quede claro a los que hablan que tiene poder de negociación, y, en segundo lugar, separar la paja del trigo. Yo siempre entendí que la ley era una ley económica. Que el corazón era una reforma económica. Sin embargo, en un momento sacaron el paquete fiscal. Me parece que en esas dos cosas deberían actuar con racionalidad.

SR: Aprovechando toda tu experiencia, ¿crees que la clase media baja va a caer en la pobreza si todo continúa igual?

DA: La Argentina va a un fenómeno de nueva pobreza, de caída de los sectores medios. Sectores que los censistas no identifican como pobres porque, en términos generales, tienen vivienda en condición, infraestructura básica, pero que claramente no les alcanza, no llegan y no llegan a fin de mes. Yo creo que acá vamos a ver tres fenómenos de la clase media. Nueva pobreza, uno. Dos, sobreendeudamiento de la familia. La gente que no le alcanza paga el mínimo con tarjeta, patea para adelante, va a la financiera de la esquina. Hoy está tomando crédito al 500% de interés anual en la financiera de esquina. Y el Gobierno hizo algo muy malo ahí con el DNU 70/2023, que es desregular las tasas de interés de las tarjetas de crédito. Yo creo que es nueva pobreza, por un lado. Por otro lado, el tema de sobreendeudamiento de la familia. Y también, a mi modo de ver, vamos a un tema de problemas de calidad nutricional. (...)

SR: Daniel, ¿cómo ves la gestión de la ministra Sandra Petovello al frente del Ministerio de Capital Humano?

DA: Yo nunca hago ninguna referencia personal y tengo claro que hay áreas complejas de gestionar y esa es una. Lo que sí hay dos datos que son objetivos. Uno es que no hay manera de atender a las personas de a uno en nuestro país, porque hay 10 millones de personas que reciben asistencia alimentaria y hay 10 mil comedores. No hay manera. Y segundo, que falta comida en los comedores. Eso es objetivo. Uno puede cambiar los métodos. Yo incluso creo que hay que ir a hacer un esquema mayor de tarjeta para los comedores. Yo hice la tarjeta AlimentAR en su momento. Digo, puede tener ese método, puede tener otro. Lo que no puede pasar y sí está pasando hoy es que no hay comida en los comedores.

SR: ¿Cuál es tu opinión sobre el protocolo de seguridad de Patricia Bullrich?

DA: El protocolo y la forma en que lo aplica la ministra (Patricia) Bullrich es brutal y absurdo. La Argentina necesita un protocolo, sí. Hay cansancio con los cortes y cuando se corta hay que dejar un carril para que la gente transite sin lugar a dudas. Pero lo que se vivió en el Congreso estos días (...) es realmente absurdo: gas pimienta, las motos dando vueltas de un lado para el otro, intimidando, pegando con bastones. De hecho, muchos cronistas fueron lastimados y mucha gente que estaba por ahí ha sufrido las consecuencias. No hay ninguna racionalidad en el protocolo ni en la brutalidad que se aplica (...)

SR: Daniel, ¿cómo crees que se debería compensar a las provincias por la falta de coparticipación del impuesto a las Ganancias?

DA: Yo creo que hay que coparticipar el impuesto al cheque. A mí me parece que no se puede volver atrás con Ganancias porque hoy los salarios están bajos. Si alguien volviera atrás con eso sería mucho peor. Me parece que lo más razonable, al margen de lo que diga yo, lo plantearon todos los gobernadores de todos los espacios políticos, hay que coparticipar el impuesto al cheque. El Gobierno está absolutamente negado con esa posibilidad. Lo que está haciendo es concentrar todos los recursos en el Estado Nacional y ahogar a las provincias y a los municipios. Está desfederalizando el país.

Está concentrando fuertemente los recursos a nivel nacional y obliga a las provincias a desfederarse. Eso no tiene lógica. Es un retroceso.

Alguien podría pensar otro mecanismo, pero lo que está claro es que hay que hacer un mecanismo. El impuesto al cheque parece el que tiene más consenso.

SR: ¿Qué opinión tenés sobre que Daniel Scioli se haya sumado al gabinete de Milei?

DA: Primero, yo nunca tildo a nadie de traidor ni de nada por el estilo. No creo en ese tipo de análisis ni de comentarios. Yo no me hubiera sumado, estoy muy lejos de la concepción del Gobierno. De entrada, me parecía bien que él fuera embajador en Brasil porque la Argentina tiene que articular con Brasil, naturalmente. Gobierne quien gobierne de un lado y del otro. Argentina crece con Brasil, no contra Brasil. Así que me parecía que hacía un buen trabajo articulado. Si él entiende que puede hacer algún tipo de apoyo en el área de Turismo, Deporte y Ambiente… Yo no lo haría. Entiendo que él va porque cree que puede colaborar. Nunca tildaría de traidor ni nada por el estilo a nadie.

Está pasando