Martes, 18 de Junio de 2024 Nubes 15.1 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.1 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Comer & Beber

Los 10 errores más comunes a la hora de hacer un asado

asado

Argentina es sinónimo de asado: hay tantos asadores como argentinos en este país y cada uno tiene sus trucos y secretos para hacerlo de la mejor manera. Sin embargo, hay algunos errores que son incuestionables y que pueden ser los causantes de que te haya salido mal.

El ritual del asado argentino no empieza en el momento en el que se corta un pedazo de carne en el plato, sino mucho antes. Muchísimo antes. Desde el armado del fuego, la limpieza de la parrilla y hasta la preparación de la carne. Estos son momentos importantísimos para que el asado salga rico.

Por supuesto que también inciden los distintos tipos de cocción, temperatura y los distintos momentos a la hora de condimentar la comida. Cada paso es fundamental y tiene sus por qué.

Uno por uno, estos son los diez errores más comunes cuando se hace un asado

  1. Armar un fuego ineficiente: el fuego es importantísimo porque no solo va a cocinar la carne, sino que también, le puede aportar varias notas ahumadas. Pero si no es suficiente, o es demasiado, la carne se puede dañar. En cualquiera de los dos casos, el principal problema será que la carne nos quedará dura. Precalentar la parrilla es un factor fundamental.
  2. El mal descongelamiento de la carne: sacar la carne directamente del freezer y colocarla en la parrilla puede causar una cocción desigual. Dejar que la carne alcance la temperatura ambiente durante unos 20-30 minutos antes de asarla permite una cocción más uniforme.
  3. Ojo con la sal: la sal en el asado es motivo de discusión porque en el momento en el que se añada definirá mucho el perfil de carne que se obtenga. Salar la carne antes de colocarla en la parrilla o ni bien la ponemos, hará que libere más jugos que con la cocción se evaporen, por lo que quedará más seca. Si salamos cuando la damos vuelta y ponemos la sal sobre el sellado, los jugos internos tenderán a ascender y quedarse en el centro del corte, haciéndolo más jugoso.
  4. No controlar la temperatura de la parrilla: el fuego de la parrilla no debe ser ni muy fuerte, ni muy bajo. Lo ideal es acercar la mano por encima de los fierros y contar hasta cinco. Si el calor te quema en ese momento, está correcto.
  5. Mover constantemente la carne: Mover la carne constantemente en la parrilla puede impedir que se forme una buena costra y dar lugar a una cocción desigual. Los cortes con hueso se colocan primero con los mismos hacia abajo y el resto con la grasa hacia abajo también.
  6. No elegir bien la carne: parece básico…y lo es. Una buena calidad de la carne, hará que, muy probablemente, tu asado sea un éxito.
  7. No complementar bien el asado: hay toda una serie de condimentos y de guarniciones que son ideales para el asado. Se recomienda aquellas ensaladas frescas y livianas, de sabores neutros o suaves. Lo mismo que para las papas y las salsas.
  8. No descansar la carne después de asar: Cortar la carne inmediatamente después de asarla hará que los jugos se escapen, dejando la carne seca. Dejá que la carne repose durante unos minutos antes de cortarla para retener los jugos.
  9. Utilizar carbón o leña inadecuada: Elegir el tipo de carbón o leña incorrecto puede afectar el sabor de la carne. Algunas maderas pueden ser demasiado fuertes o amargas.
  10. Ignorar la limpieza y el mantenimiento: Una parrilla sucia puede alterar el sabor de la carne y hasta intoxicar a los comensales. Limpiá regularmente la parrilla y asegurate de que esté en buen estado.

De seguro que hay más tips y consejos a la hora de hacer esta comida que es una tradición en nuestro país, ¿te animás a dejar las tuyas en los comentarios?