Sábado, 20 de Abril de 2024 Muy nuboso 18.7 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 18.7 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Política

El kirchnerismo asegura que "esto no es un golpe, no fue la intención"

Tras la renuncia de los ministros cercanos a la vicepresidenta, desde el kirchnerismo le aclararon al presidente Alberto Fernández que "esto no es un golpe, no fue la intención".

Según Clarín, Cristina Kirchner dejó saber a Alberto Fernández, a través de dos interlocutores, que la decisión de pedirles a sus ministros y funcionarios que pusieran "a disposición" su renuncia no tuvo como objetivo asestarle un golpe sino "liberarlo" de presiones para que decidiera los cambios que quisiera en su equipo.

TE PUEDE INTERESAR: El explosivo audio de la diputada Vallejos contra Alberto: “enfermo” y “okupa”

Por el momento la vicepresidenta no se ha pronunciado. El único gesto que tuvo fue un llamado al ministro de Economía, Martín Guzmán. Le aseguró que ella no quiere su “cabeza”, a diferencia de los rumores que comenzaron circular desde la derrota en las PASO.

Esto no es un golpe, no fue la intención", aseguraron desde el kirchnerismo.

Sin embargo esto no significa que darán marcha atrás con esta estrategia. Se trata de una aclaración ante la incomodidad que le generaba quedar en un lugar que siempre le atribuyó a otros sectores de poder.

Por otro lado, desde el "albertismo" hablaron de "apriete". Los íntimos del Presidente cuentan que "jamás se imaginó que le iba a renunciar medio Gabinete y que se iba a enterar por los medios". "Si la intención era ayudar, podíamos haberlo armado como un gesto de todo el Gabinete y no pasaba todo esto", lamentó a Clarín un hombre que se considera "incondicional" del mandatario.

Quienes intentan interceder entre Alberto y Cristina dicen que todavía se está lejos de un acuerdo, pero que el correr de las horas servirá para que decante. Remarcan que hay una "diferencia de estilos" que durante la jornada más tensa del Frente de Todos en el poder hizo fracasar cualquier acercamiento.

Está pasando