Sábado, 20 de Julio de 2024 Nubes 8.2 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 8.2 °C nubes
 
Dólar BNA: $963
Dólar Blue: $1445
Cultura & Espectáculos

Por qué se celebra el Día de la Bandera los 20 de junio: la historia detrás del símbolo patrio

Bandera argentina

Desde que así se dictó el 8 de junio de 1938, todos los 20 de junio se conmemora el Día de la Bandera, que fue establecido como feriado inamovible por Decreto en 2011. La fecha constituye un homenaje a Manuel Belgrano, creador del símbolo patrio y luchador por la independencia de nuestro país.

Todos los 20 de junio se conmemora el Día de la Bandera para rendir homenaje a Manuel Belgrano, quien murió en igual fecha de 1820. La creación de la bandera, en cambio, se remonta al 27 de febrero de 1812, cuando duraba la lucha por la independencia de las Provincias Unidas del Río de La Plata.

Según recordaba el chozno nieto de Manuel Belgrano en 2021, para fines de enero de 1812 el prócer recibió la orden de marchar a la actual Rosario, entonces llamada Villa de la Virgen del Rosario de los Arroyos, con el objetivo de construir dos baterías que sirvieran para defender el territorio de la invasión de los realistas, quienes llegaban desde el puerto de Montevideo e intentaban tomar posición desembarcando a orillas del río Paraná.

“Ante la situación de posibles enfrentamientos, Belgrano pide al Triunvirato confeccionar una nueva escarapela ya que, hasta el momento, se usaba una escarapela roja al igual que las tropas realistas y eso se prestaba a confusión”, explicó el descendiente del prócer en conversación con el entonces Ministerio de Cultura. El Triunvirato hizo caso al pedido y el 18 de febrero envió un oficio autorizando el uso de una escarapela blanca y celeste.

Según consta en los registros históricos, el 26 de febrero de 1812 Belgrano escribió: "Las banderas de nuestros enemigos son las que hasta hora hemos usado, abajo señor excelentísimo esas señales exteriores que para nada nos han servido y que parece que aún no hemos roto las cadenas de la esclavitud”. Al día siguiente, el militar decidió inaugurar la batería y consideró necesario enarbolar bandera: “Siendo preciso enarbolar bandera y no teniéndola la mandé a hacer blanca y celeste conforme los colores de la escarapela nacional”, comunicó al gobierno.

Abajo esas señales exteriores que para nada nos han servido y que parece que aún no hemos roto las cadenas de la esclavitud.

Además de Belgrano, participaron de la creación de la bandera Catalina Echeverría, quien la confeccionó; el padre Julián Navarro, quien estaba al frente de la capilla de Rosario y que, según los cálculos de los historiadores, estuvo presente al momento de izarla; y “el delegado de Santa Fe, de apellido Maciel, quien fue el primero que izó la bandera según dice la tradición”.

Pese a que la creación del símbolo patrio se ubica el 27 de febrero de 1812, la decisión de conmemorar el Día de la Bandera un 20 de junio responde a la voluntad de homenajear a Manuel Belgrano, considerado su principal creador.

Día de la Bandera: la muerte de Manuel Belgrano

Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano nació en Buenos Aires un 3 de junio de 1770 y se formó en España como abogado. Con el correr de los años, ejerció como economista, periodista, diplomático, político y militar, área esta última en la que no había decidido hacer carrera. Sin embargo, el proceso de independencia y las amenazas realistas lo llevaron a asumir un compromiso decisivo con la emancipación sudamericana.

Inicialmente, participó de la defensa de Buenos Aires durante las invasiones inglesas de 1806 y 1807 y fue, luego, uno de los principales impulsores de la Revolución de Mayo que acabó en la destitución del Virrey Cisneros, convirtiéndose en vocal de la Primera Junta que lo reemplazó.

Monumento a la Bandera.
Belgrano enarboló bandera en Rosario, donde hoy se encuentra el Monumento.

Para 1819, el prócer ya estaba enfermo y a las amenazas realistas se habían sumado las luchas federales por la autonomía de las provincias, contra el centralismo que se imponía desde Buenos Aires. En ese contexto, el general José Rondeau, que ejercía como Director Supremo, ordenó que el Ejército del Norte, a cargo de Belgrano, y el de los Andes, a cargo de San Martín, dejaran de lado la lucha contra los realistas y se dedicaran a aplastar las rebeldías provinciales.

San Martín directamente ignoró el pedido, y Belgrano obedeció pero tuvo que pedir licencia por enfermedad, delegando el mando. Llegó a instalarse en Tucumán, donde fue sorprendido y apresado por un motín que lo encarceló. En ese punto, su médico personal Joseph Redhead organizó su regreso a Buenos Aires.

Manuel Belgrano murió de hidropesía el 20 de junio de 1820, sumido en la pobreza y casi sin que se comentara su fallecimiento en la prensa local.

Está pasando