Miércoles, 17 de Julio de 2024 Nubes dispersas 14.9 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 14.9 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $961
Dólar Blue: $1420
Educación

Cómo afecta el desfinanciamiento universitario a los colegios que dependen de la UBA

Pellegrini Buenos Aires

El 23 de abril tuvo lugar una de las marchas más masivas de la historia de nuestro país, en defensa de la educación pública, por el desfinanciamiento de las universidades nacionales. Es que Javier Milei había decidido prorrogar el Presupuesto educativo del 2023, a pesar del aumento del 211,5% del índice de precios al consumidor (IPC)

Según la UBA, 800 mil personas salieron a las calles para defender la educación pública superior, que sufrió el mayor desfinanciamiento de la historia de nuestro país. En este contexto, también se vieron afectados los colegios preuniversitarios, como la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini y el Colegio Nacional de Buenos Aires, dos de las instituciones con más prestigio de Argentina.

La situación es apremiante y así lo reconocieron las autoridades de ambas escuelas a este medio.

Los salarios de los docentes, el problema principal

“Hay que tener en cuenta una cuestión que es clave en esta parte del conflicto, después de la marcha, que es que el 90% de presupuesto universitario está destinado a salarios. Y el resto está destinado a gastos corrientes. En este momento el mayor problema es el salarial, es tremendamente grave”, remarcó Gustavo Gabriel Romero, vicerrector del Turno Mañana del Nacional de Buenos Aires, en diálogo con Diario Con Vos.

En este sentido, agregó que los gastos de financiamiento para uso cotidiano, supuestamente se habían resuelto. “Pactaron mandar el dinero, pero hasta la última vez que tuve una reunión no se había enviado la partida de dinero que se había arreglado. Estamos en crisis absoluta”, aseveró.

No solo esto, sino que cuando se necesita contratar un docente o no docente, cada vez cuesta más, porque el presupuesto para los colegios de la Ciudad de Buenos Aires es ampliamente superior al de las universidades.

“Nosotros tenemos un plantel docente de muchísimo prestigio con concurso con formas particulares y que históricamente veníamos cobrando siempre un porcentaje por encima de lo que se cobraba en las escuelas secundarias de la ciudad. Ahora un docente de una escuela preuniversitaria gana bastante menos que un docente de la Ciudad y eso nos genera muchos problemas para cubrir cuando se generan vacantes”, acentuó el vicerrector del CNBA.

Los docentes reclaman mejores condiciones salariales.

En el Pellegrini la situación es muy similar. Ricardo Romero, vicerrector del turno mañana de la mencionada escuela comercial explicó que por ese motivo los dos gremios de docentes pararon ayer y hoy. “A los docentes y no docentes les ha impactado fuertemente la reducción de su poder adquisitivo. Ya se han hecho algunas medidas de fuerza, espero que los reclamos puedan ser oídos por el Gobierno Nacional, a fin de revertir una situación que va a afectar el calendario académico. Para una buena educación, es necesario tener docentes con un buen salario”, señaló.

Los insumos básicos y un faltante preocupante en el Pellegrini y Nacional Buenos Aires

El Nacional de Buenos Aires es un colegio gigantesco, tiene una burocracia enorme, con muchas oficinas y tiene que hacer funcionar todas las distintas dependencias que tiene. “Necesitamos resmas de papel y marcadores para las clases. El papel es un bien que subió muchísimo y no lo tenemos hoy. Nos atrasó, por ejemplo la impresión de material de estudio para los chicos, las guías de trabajo; se atrasó también la impresión de las guías del curso de ingreso”, detalló la autoridad académica del CNBA.

No solo esto, sino que las cosas que se rompen ya no se pueden reponer. Por ejemplo, en el Colegio, como se conoce a esta prestigiosa institución entre sus egresados, se rompieron todos los ascensores, que son muy antiguos. “Tenemos profesoras embarazadas, tenemos estudiantes con esguinces, con movilidad reducida lo cual afecta, porque se degrada la experiencia educativa”, agregó Gustavo Romero.

En el Pellegrini, según sostuvo el vicerrector, faltan papeles, hojas, partes diarios, borradores y marcadores, entre otros instrumentos. De esta manera, el desfinanciamiento también afecta a la infraestructura a mediano plazo, porque si deja de funcionar el ascensor no puede repararse o bien, si se rompe el proyector no hay posibilidad de arreglarlo para trabajar normalmente.

Además, tuvieron que empezar a racionalizar fuertemente el uso cotidiano de luces, el mecanismo de ascensores y el sistema de limpieza, entre otras cosas, porque no hay presupuesto. “Eso afecta, porque hay cosas que no se pueden reducir”, resaltó Ricardo Romero.

Para el vicerrector del CNBA, la interna entre los integrantes del Gobierno dificulta mucho el avance en una negociación, ya que, suspendieron las reuniones de paritarias, por todos los problemas que está atravesando el ministerio de Capital Humano, después de que sacaran la asistencia alimentaria.

Según Gustavo Romero, esto está asfixiando al sector, que previamente funcionaba muy bien. “La marcha tan masiva que hubo para las universidades demuestra que es un valor para la sociedad argentina y esto nos están matando silenciosamente; cómo están degradando tanto cada uno de los aspectos de la vida en el colegio y en la universidad, que la verdad, nos hiere de muerte”.

El presupuesto de la UBA en comparación a otras universidades

Finalmente, el vicerrector del Nacional de Buenos Aires dijo que el presupuesto por alumno de la UBA es muchísimo más bajo que el de otras universidades públicas de alto prestigio. “Hacemos magia con este presupuesto. Esta idea de que es un un antro de corrupción y que la plata está, pero se la llevan, es una idea que si uno compara los resultados que tiene la Universidad de Buenos Aires, contra el dinero del presupuesto que recibe, es asombroso el tipo de resultados que tiene”, concluyó.

Está pasando