Jueves, 25 de Julio de 2024 Cielo claro 10.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 10.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $968
Dólar Blue: $1450
Política

Se desató una fuerte interna en el Gobierno por un desacuerdo sobre el manejo del FISU durante la gestión de Alberto Fernández

Los planes de Milei para auditar el Fondo de Integración Socio Urbana (FISU) -fideicomiso manejado durante la gestión de Alberto Fernández por Fernanda Miño, muy cercana a Grabois- se están viendo afectados en las últimas horas. Y es que Sandra Pettovello no pudo meter a su gente en el área, lo que generó un tenso cruce entre la ministra y el subsecretario de Integración Socio Urbana, Sebastián Pareja, quien actualmente se encarga del FISU.

En la disputa debió interceder Guillermo Francos para poder destensar la situación. La bronca para con el funcionario en la Rosada abundó durante la jornada del martes e incluso llegó al Palacio de Hacienda, entre el equipo de Caputo. En el medio del conflicto entre Pettovello y Grabois por los alimentos, el Gobierno decide auditar de forma "más profunda" el fondo que supervisa Parejas. "Es muy raro que los mismos que hicieron desaguisados con los (planes) Potenciar Trabajo hayan hecho todo perfecto con fondos que manejaron sin filtros y sin controles", argumentan.

Este lunes, según difundió el diario Clarín, el equipo de Pettovello no pudo acceder a los datos del FISU ni ingresar a él, aunque desde la Subsecretaría niegan que esto haya pasado. Según reconstruyó el mismo medio, Pettovello envió abogados a la Subsecretaría para avanzar con la auditoría pero no los dejaron entrar.

“Buscaron cualquier excusa. Pedían que les presentáramos una nota firmada por Toto Caputo, o el Presidente”, dijeron desde Capital Humano. Previo a enviar a los abogados, la ministra había quedado con Milei y Caputo en encarar la auditoría. “Fue un papelón lo que hicieron”, dicen cerca de Pettovello.

Entre 2020 y 2023 el FISU administró cerca de 500 mil millones para encarar proyectos de urbanización de los asentamientos inscriptos en el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap). A diferencia de lo ocurrido con los planes de Potenciar Trabajo y los "comedores fantasma" descubiertos por el Ministerio, en este caso el Gobierno no detectó irregularidades. Además, el propio Pareja resaltó el trabajo de Miño. “Si no fue la única Secretaría que funcionó durante el gobierno de Alberto Fernández, le pega en el palo", dijo en febrero. Y remarcó que “en cada congreso que se presenta, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) promueve como un ejemplo el trabajo hecho en esa Secretaría”.

Sin embargo, separó a Grabois de los elogios y dijo que "no tenía un rol específico porque no era un funcionario del área”, a pesar de que Miño era una activa militante de su agrupación. En cuanto al relevamiento que hizo su equipo para determinar si hubo o no irregularidades, planteó: "No tengo ningún resultado a la vista que me permita llevar adelante una denuncia penal". Cuatro meses después, el círculo de Pareja insiste con lo mismo: “Las obras y el nivel de avance coinciden con los registros que tenemos".

Sin embargo, en el Gobierno no están de acuerdo. Dicen que "hay que hacer un entrecruzamiento profundo, analizar cada proyecto, más allá de lo que figure en los registros, y evaluar si hubo o no sobreprecios. No es un trabajo de una semana", por lo que acordaron realizar la auditoría.

Está pasando
Agro Con Vos
El INTA desarrolló dos nuevas variedades de caña de azúcar, con mejores rendimientos.
Agro Con Vos
Según la BCR, el clima para lo que resta de este año y el 2025, podría ser "amigable" con el campo.
Mundo
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, habló ante un congreso de Estados Unidos con 18 sillas vacías del lado demócrata.