Martes, 23 de Julio de 2024 Nubes 16.3 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 16.3 °C nubes
 
Dólar BNA: $967
Dólar Blue: $1445
Sociedad

La justicia intervino un canal de WhatsApp gestionado por una chica de 13 años donde difundía imágenes sexuales de otros menores

Una adolescente de 13 años administraba un canal de distribución mediante el cual difundía fotos sexuales de chicos menores de edad. Este descubrimiento se hizo a través de una serie de siete allanamientos realizados en Córdoba Capital y en Río Ceballos, tras investigar el grupo de WhatsApp por el que se enviaban las imágenes. En el expediente, a cargo del fiscal Juan Ávila Echenique de la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual, se descubrió además que había otros 5 chicos de la misma edad administrando el canal.

Hasta el momento, el Ministerio Público Fiscal de Córdoba confirmó que no hay mayores de edad involucrados en este delito y, teniendo en cuenta que los seis administradores son menores, la Fiscalía le giró la causa al Fuero Penal Juvenil de la Justicia provincial. Sin embargo, su edad los vuelve inimputables.

El caso fue denunciado por una madre que se presentó en la fiscalía cuando verificó la expansión del contenido que se estaba difundiendo por algunas zonas de la ciudad y que había llegado a manos de alumnos de distintos colegios. Según se pudo comprobar, el objetivo de estos seis chicos era lograr llegar a los 1500 miembros del grupo y no descartan la presencia de pedófilos mayores de edad dentro del grupo descargando el contenido.

El viernes 7 de mayo se hicieron una serie de allanamientos tanto en Argentina como en otros países en el marco de una operación internacional "Aliados por la infancia". Es la tercera que se hace y su objetivo es desbaratar redes de transmisión y producción de material relacionado con el abuso sexual infantil a nivel mundial. Finalmente detuvieron a 15 sospechosos.

Los 33 procedimientos fueron impulsados por la Embajada de Estados Unidos en Argentina, el U.S. Department of Homeland Security de Estados Unidos y el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires. Estas instituciones cooperan para combatir la explotación sexual de menores utilizando un sistema de investigación de origen norteamericano llamado “Internet Crimes Against Children Child On-line Protection System (ICACCOPS)” y “Child Protection Sistem (CPS)”.

Está pasando