Viernes, 19 de Julio de 2024 Cielo claro 10.0 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 10.0 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $962
Dólar Blue: $1455
Sociedad

La solución definitiva para que tu gato deje de arañar los muebles

gato

Afilarse las uñas es un comportamiento típico e instintivo de los felinos, que lo usan para descargar sus energías. Pero puede ser muy perjudicial para tu casa. Esta es la solución definitiva para que tu gato deje de arañar los muebles.

Antes de buscar una solución, es fundamental comprender por qué los gatos arañan los muebles. Este comportamiento no es un capricho sino que tiene raíces naturales y necesidades específicas:

  1. Afilado de garras: los gatos necesitan afilar sus garras para mantenerlas saludables y listas para cazar.
  2. Marcar territorio: al arañar, los gatos dejan marcas visuales y olfativas, delimitando su territorio.
  3. Ejercicio y estiramiento: arañar permite estirar sus músculos y liberar energía.

Cómo hacer que tu gato no arañe los muebles

La solución definitiva para que los gatos no utilicen sillas, armarios o sillones para descargar sus energías es conseguirle un rascador que se adapte a sus necesidades. Esto implica que tenga el tamaño, material y ubicación que tu gato requiera para entender que es allí donde debe afilar sus uñas.

Los rascadores están conformados por tubos verticales y un hilo grueso que rodea toda su superficie. Una vez comprados, estos deberán ser colocados estratégicamente en distintos rincones de la casa para que el gato empiece a olfatearlos.

Una vez que asimile a este objeto y empiece a interactuar con él, se recomienda acercarlo a la zona donde está ubicado el sillón o mueble de la casa para que sepa que ese instrumento es el ideal para afilar sus garras y no el mueble que al ser rascado sufre un severo daño.

En caso de que tu mascota no le preste atención a su nuevo juguete, es posible apelar al catnip -conocido como "hierba gatera"- . Basta con frotar o espolvorear un poco en el poste para atraer la atención del gato y que su foco se centre de ahora en adelante en él.

Es importante entender que cualquier cambio en el comportamiento de tu gato tomará tiempo. La paciencia y la consistencia son esenciales: no se debe pretender que el gato deje de arañar los muebles de la noche a la mañana.