Viernes, 14 de Junio de 2024 Nubes 20.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 20.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1245
Política

Francisco Oneto, excandidato de La Libertad Avanza, sobre la homosexualidad: "Hay que curarlos"

Francisco Oneto

El excandidato a vicegobernador bonaerense por La Libertad Avanza (LLA) y abogado personal del presidente Javier Milei en diversas causas, Francisco Oneto, dejó un repudiable mensaje en las redes sociales. A partir de las declaraciones del secretario de Culto, Francisco Sánchez, y del periodista Franco Torchia, el magistrado aseguró que "los homosexuales deben ser curados".

Fue el Secretario de Culto quién reabrió la polémica el fin de semana pasado desde España. Allí, Francisco Sánchez cuestionó las leyes de divorcio, matrimonio igualitario y aborto legal. "Se aprobaron leyes para que la ideología de género sea obligatoria en las escuelas, para pervertir a nuestros hijos, para hacer daño a nuestra sociedad, y los conservadores seguimos aferrándonos a lo poco que nos dejaron", expresó el funcionario.

Y los repudios no tardaron en llegar. El reconocido periodista, graduado de Letras en la Univesidad de La Plata y militante de la comunidad LGBTIQ+, Franco Torchia, rechazó estos dichos de Sánchez. "El plan es exterminarnos", denunció en su cuenta de X.

Fue entonces que Francisco Oneto arremetió con su discurso homofóbico y reconoció cuál es su plan. "No, curarlos", dijo el excandidato de LLA citando la publicación Torchia. Y ante la respuesta de algunos usuarios, confirmó que la idea es aplicarla "a los invertidos". "No entiendo el odio en querer curar a alguien", justificó el polémico abogado de los rugbiers que asesinaron a Fernando Báez Sosa.

Estos comentarios del magistrado de Javier Milei se dan en un contexto marcado por una creciente ola de discursos de odio y homofóbicos alcanzando el punto máximo con el trimple lesbicidio ocurrido en el barrio porteño de Barracas la semana pasada. Allí, un hombre tiró una molotov y mató a Pamela Cobos, Mercedes Roxana Figueroa y Andrea Amarante.

Está pasando