Viernes, 14 de Junio de 2024 Lluvia ligera 19.2 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 19.2 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1232
Deportes

Detuvieron al golfista número uno del mundo por pelearse con un policía

golfista

El golfista más importante del mundo, Scottie Scheffler, fue detenido hoy por tratar de saltarse un control de tránsito y pelearse con un agente de policía, cuando se dirigía al campeonato PGA que se celebra en Valhalla, Estados Unidos.

Las imágenes del número uno del mundo fueron difundidas por el periodistas Jeff Darlington (ESPN) a través de la red X, en un video en el que se lo ve con sus manos en las espaldas siendo llevado por la policía tras el incidente que tuvo lugar antes del amanecer.

En el video, se observa que las luces de la Policía iluminan en la oscuridad y un agente grita a los testigos que se mantengan a distancia mientras otro oficial dice “ahora mismo está yendo a la cárcel y no hay nada que puedan hacer al respecto”.

Scheffler, que iba a participar en la segunda ronda del PGA Championship, pidió auxilio en el momento en que ya estaba arrestado y era dirigido a un coche de Policía: “¿Podrías ayudarme?”. Las autoridades informaron más tarde que le pidieron que detuviera su vehículo, pero siguió conduciendo por el lado equivocado.

Vale mencionar que el tramo del campeonato de golf se retrasó en la jornada de hoy debido a un accidente fatal en las inmediaciones del Valhalla Golf Club. Un peatón fue atropellado por un autobús y murió en las afueras de los campos de golf.

Scheffler no estuvo involucrado en el accidente, pero quedó atrapado en un enorme atasco de tránsito alrededor de Valhalla. El N°1 del mundo debía comenzar su segunda ronda a las 8:48 junto a Wyndham Clark y Brian Harman (los organizadores dijeron que la segunda vuelta se retrasó más de una hora, sin brindar más detalles).

Más tarde, el periodista que estaba presente en el momento de la detención de Scheffler, fue requerido por los oficiales: “Un oficial de policía se me acercó con su libreta y me dijo, bolígrafo en mano, ¿puede decime el nombre de la persona que acabamos de arrestar?”. Anteriormente, los policías apostados en el sitio le habían advertido: “¡Retroceda o usted también irá a la cárcel!”. Darlington afirmó que todo se dio de forma “muy rápida y agresivamente”.