Martes, 28 de Mayo de 2024 Niebla 8.6 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 8.6 °C niebla
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1205
Política

No hubo quórum en Diputados por financiamiento de las universidades públicas

Diputados

El mensaje de protesta de las cientos de miles de personas que ayer se sumaron a la marcha universitaria no llegó al pleno de la Cámara de Diputados. Tanto el oficialismo como sus aliados no acompañaron el pedido opositor para tratar el presupuesto universitario y movilidad jubilatoria. Al no alcanzar el número necesario para el quórum, la sesión se cayó,

“La comunidad universitaria que se convocó en una marcha histórica necesitaba una expresión del recinto (de la Cámara de Diputados). Algunos entendieron esa convocatoria pero otros prefirieron estar detrás de las cortinas, en oficinas oscuras negociando con el poder", cuestionó el presidente del bloque de Unión por la Patria en Diputados, Germán Martínez, quien se sentía confiado de conseguir el número necesario en la previa.

La sesión especial había sido pedida por Unión por la Patria para debatir el financiamiento de las universidades públicas y el Fondo de Incentivo Docente (FONID). A su vez, el oficialismo iba a intentar que el eje se pusiera en la necesidad de auditar los planteles universitarios. Sin embargo, ante la falta de quórum, Martín Menem se negó a esperar más tiempo para intentar que más legisladores se sentaran en sus bancas.

Los bloques que respaldaron el tratamiento de ese tema y de un aumento a las jubilaciones y pensiones fueron, además de Unión por la Patria, el bloque Por Santa Cruz y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores. A ellos se le sumaron 15 diputados radicales no alineados con el oficialismo y seis de Hacemos Coalición Federal.

De esta manera, en las bancas de Diputados se sentaron 124 de los 129 necesarios para habilitar el tratamiento de los proyectos para elevar el presupuesto universitario, restituir el FONID dado de baja por el Gobierno y la actualización de la fórmula jubilatoria.

Pese a haber participado de las movilizaciones, el resto mantuvo la decisión de no bajar al recinto. “Aunque resulte increíble después de la marcha, la oposición dialoguista aún no confirmó si dará quórum. La presión social es clave”, había adelantado el diputado Leandro Santoro, en una clara interpelación a sus colegas, previo al intento de sesión.

En este sentido, la diputada Cecilia Moreau remarcó que el compromiso de la coalición opositora fue llevar al recinto un proyecto que esté en sintonía con la demanda de ayer. “Este es nuestro compromiso, representarlos en nuestras bancas y acompañarlos en la calle”, dijo y exhortó al Congreso “a abrirse no sólo para tratar los proyectos del presidente Milei”.

El debate por el financiamiento fuera de Diputados

El vocero presidencial, Manuel Adorni, celebró el recorte del 70% que el Gobierno hizo sobre el presupuesto universitario cuando empezaba a gestarse la marcha a favor de las casas de altos estudios y cuando el reclamo de los rectores tomaba fuerza.

Semanas después, en un intento por desactivar la movilización, el Ministerio de Capital Humano anunció un aumento del 70% en el presupuesto universitario de mayo, que se sumó al 70% ya otorgado en abril. Dijo que había sido acordado con las universidades, que rápidamente salieron a desmentirlo y a aclarar que ese incremento solo alcanzaba a los gastos de funcionamiento, que representan apenas el 10% de los gastos totales.

Según explicó Emiliano Yacobitti, vicerrector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el anuncio es para “subsanar el 25% del ajuste de los gastos de funcionamiento de las universidades”, que “representan solo el 10% del presupuesto universitario”, mientras que “el otro 90% son salarios, que siguen perdiendo un 35%, desde diciembre, comparados con la inflación”.

El día previo a la marcha, el Gobierno informó que había realizado las transferencias con los aumentos anunciados y declaró que el tema estaba saldado, pero la respuesta fue una movilización multitudinaria en distintos puntos del país.