Sábado, 18 de Mayo de 2024 Cielo claro 8.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 8.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1120
Policiales

Le dispararon a un kiosquero y se salvó porque la bala pegó en un paquete de chicles

kiosquero

Un kiosquero sufrió un violento hecho de inseguridad que no terminó de la peor forma gracias a un paquete de chicles. El envase de golosinas le sirvió para amortiguar una bala que le había disparado un ladrón. "Sentí que me podían haber matado", expresó el trabajador.

El robo e intento de asesinato ocurrió el lunes pasado alrededor de las 14 en un comercio ubicado en la avenida Jacinto Peralta Ramos al 700, a seis cuadras del Estadio Mundialista José María Minella. Dos delincuentes entraron al local y, según relató Cristian, el kiosquero que se encontraba trabajando solo, a punta de pistola le exigieron todo el dinero de la caja.

"Uno de los malvivientes me pidió plata, no reaccioné y ahí me tiran el primer tiro, que le pegan a los chicles y por eso no me da a mí", reveló. La víctima agarró un gas pimienta y le tiró en la cara a los ladrones: “Primero al que estaba enfrente, el que tiró el tiro, y después al que estaba al lado".

En diálogo con el portal 0223, contó que cuando se estaban yendo los ladrones ya con el efecto gas pimienta, le apuntaron para tirarle y "como no pudo, tiró para arriba, pegó por ahí, pero no le pegó a él y luego hirió a su secuaz". A su vez, en charla con el diario La Capital, dijo que es el sexto que sufre en los últimos cuatro meses. "Sentí que me podían haber matado, porque es así todo momento, estamos solos, no hay seguridad", manifestó.

"Me salvaron los paquetes de chicle", afirmó el kiosquero, que no fue herido por una pequeña caja de Top Line sabor a menta. "La verdad quedé muy alterado, porque ya me da bronca", sostuvo Cristian, que pese a contar con un botón antipánico no se siente seguro y cuidado. "Siento que acá puede venir cualquiera a hacer lo que quiere y no tenemos seguridad para nada. No tengo miedo, tengo mucha impotencia, mucha bronca", concluyó.

Está pasando