Sábado, 18 de Mayo de 2024 Cielo claro 9.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1120
Policiales

Después de romper el pacto de silencio, Máximo Thomsen apunta contra otros condenados y pide la nulidad del juicio

máximo thomsen

Tras romper el pacto de silencio y cambiar de abogado, Máximo Thomsen volvió a cuestionar el trabajo de Hugo Tomei -el letrado que lo representaba a él y a los otros siete rugbiers condenados por asesinar a Fernando Báez Sosa- y pidió un juicio nuevo. Lo pidió a través de un recurso extraordinario que presentó ante la Corte Suprema Bonaerense. Allí, dio su versión de los hechos y señaló la participación de otros dos condenados por el homicidio.

Según difundió el medio digital Infobae, Máximo Thomsen dijo que el trabajo de Tomei no fue eficaz por querer a defender a todo el grupo. Según el acusado, el letrado no respetó sus intereses individuales ni el de los demás. Basándose en estas causas, pidió que se anule el proceso anterior y se haga un nuevo juicio.

Francisco Oneto, su nuevo abogado, lo ayudó a hacer este planteo, al apelar el fallo de Casación Bonaerense que confirmó la condena perpetua a la que haía sido sentenciado junto a Enzo Comelli, Matías Benicelli, Ciro y Luciano Pertossi. Por otro lado, Blas Cinalli, Lucas Pertossi y Ayrton Viollaz fueron condenados a 15 años por ser considerados como partícipes secundarios del crimen.

En el recurso presentado, Thomsen explicó su versión de los hechos y negó que hayan premeditado matar a Fernando. La nueva estrategia es derrumbar el agravante de la premeditación para poder retrotraer la perpetua. Además, mencionó que él nunca apareció en los videos que se presentaron como pruebas en el juicio pegandole a Fernando. Aseguró que anter no podía contar que “la pelea adentro del local bailable no lo tuvo por protagonista”, sino que fue Blas Cinalli quien había tenido el encontronazo con Fernando antes de que salieran de Le Brique. En ese sentido, dice que los dos grupos, una vez que salieron del boliche, empezaron a tener cruces de gestos y palabras que terminaron en la pelea.

El nuevo abogado, indicó que su defendido no pudo "declarar que no estaba en condiciones de ejercer violencia letal” tras haber sido echado del local bailable a la fuerza y "desmayado" por la técnica que utilizó el patovica. Además, dijo que tampoco está probado que sea él quien haya dado el golpe letal y hasta sugiere que podría haber sido Comelli.

Oneto resaltó que su defendido “pedir una pericia para determinar si algún golpe en concreto produjo el deceso (de Fernando), e interrogar sobre las conclusiones periciales al experto”. Y amplió: “Si no fue productor del deceso, por ejemplo, el golpe que produjo el moretón que tiene el occiso en el menton, que resultaría compatible con el golpe que asesta al inicio de la pelea Enzo Comelli, de una potencia tal que derriba al occiso, no pudiéndose descartar que ese solo golpe haya producido la muerte y por tanto resultar atípica una eventual intervención ulterior de Máximo, por subsumirse en una tentativa de delito imposible, a poco de dirigirse las agresiones contra un cuerpo sin vida”. “Ello producto de que Máximo omitió declarar que el que da la primer piña que derriba a Fernando Báez Sosa y lo pone fuera de combate es Enzo Comelli”, cerró.

Otero consideró: “Máximo omitió proferir estos dichos porque tenía el mismo defensor que sus consortes de causa, los cuales podían verse perjudicados por tales afirmaciones”. Para finalizar, el abogado reclamó la nulidad del juicio y que se aplique el artículo 95 del Código Penal -homicidio en riña, un delito que prevé una pena de dos a seis años de cárcel-.

Mientras esperan la resolución de la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, todos los condenados están detenidos en el penal de Melchor Romero y todavía podrían apelar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación en caso de que el fallo resulte negativo.

Está pasando