Sábado, 13 de Abril de 2024 Nubes 18.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 18.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Comer & Beber

Cerveza artesanal: cómo saber a simple vista si el vaso en el que te sirvieron está sucio

cerveza artesanal

Salir a tomar cerveza artesanal es un plan sumamente elegido por personas de todas las edades. Sin embargo, esta salida puede convertirse en una experiencia poco placentera si el vaso en el que te la sirven está sucio. ¿Cómo darse cuenta a simple vista?

Aunque la cerveza artesanal es el resultado de un proceso minucioso y cuidadoso, la experiencia de degustarla puede verse afectada si el vaso en el que se sirve está sucio. La espuma y las burbujas de nuestra birra pueden ser aliados para saber si nuestro vaso presenta algún tipo de suciedad, a veces imperceptible.⁣ ¿A qué hay que prestarle atención?

Los tips para saber si un vaso de cerveza artesanal está sucio

  • Inspección visual: Lo primero que tenés que hacer es observar detenidamente el vaso. Buscá manchas, residuos o marcas que puedan indicar suciedad. Los vasos limpios deben lucir transparentes y libres de impurezas. Si notás cualquier tipo de suciedad, es mejor solicitar uno nuevo para garantizar una experiencia óptima.
  • Brillo y transparencia: Un vaso limpio debe tener un brillo característico y una transparencia cristalina. La luz debería pasar a través del vaso sin obstrucciones. Si notás opacidad o falta de brillo, es probable que el vaso esté sucio o mal lavado.
  • Burbujas adheridas: Otro indicio de que el vaso no está limpio son las burbujas que se adhieren a las paredes. Si al verter la cerveza observás que las burbujas no se deslizan con facilidad y quedan adheridas a la superficie, es posible que el vaso esté contaminado con residuos de detergente u otras impurezas.
  • Olor sospechoso: Antes de verter la cerveza, acerca el vaso a tu nariz y haz una inhalación suave. Un vaso limpio no debería tener ningún olor perceptible. Si detectás un olor extraño, como a detergente o a humedad, es probable que el vaso no esté limpio y pueda afectar el sabor de la cerveza.
  • Marca de agua o residuos visibles: Es importante prestar atención a la parte interna del vaso. Si se ven marcas de agua, residuos de detergente o cualquier otro tipo de suciedad, es evidente que el vaso no ha sido lavado correctamente. En ese caso, es mejor solicitar un vaso limpio para garantizar una experiencia de degustación satisfactoria.
  • Textura táctil: Aunque este método no es infalible, a veces podés detectar suciedad al tacto. Si al pasar tus dedos por la superficie del vaso sentís alguna rugosidad o aspereza, es posible que esté contaminado con residuos.

Está pasando