Miércoles, 28 de Febrero de 2024 Cielo claro 22.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 22.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $885
Dólar Blue: $1070
Opinión

Diccionario conceptual de la Argentina de Milei, Volumen 2

La llegada de Javier Milei al gobierno abre una serie de puertas realmente novedosas para la política argentina, con autores, conceptos e ideas que no formaban parte, hasta ahora, de nuestra cotidianeidad, mezcladas con otras que forman parte de la discusión pública desde hace años. Ya sea la dolarización, la bomba de Leliqs, la libre competencia de monedas, o la obra pública "a la chilena", va a ser fundamental entender a qué se refiere el próximo presidente cuando hablar para comprender los cuatro años que se vienen.

1. Dolarización

Este primer término debe ser el más sencillo de los que metió Milei en la discusión política argentina. En su sentido más básico, dolarizar es cambiar la moneda de curso legal en Argentina de nuestros tradicionales pesos por el dólar, emitido por el Banco Central de Estados Unidos. Según dijo Milei durante buena parte de su campaña, esta transformación permitiría terminar, en el corto o mediano plazo, con la inflación en Argentina. Para hacerlo, en algún momento, el estado debería comprar todos los pesos circulantes en el mercado e intercambiarlos por dólares. Hoy, al menos en el corto plazo, este plan pareciera haber sido descartado.

Hay siete países en el mundo que dolarizaron su economía: Ecuador, Panamá, El Salvador, Palaos, Timor Oriental, Islas Marshall y los Estados Federados de Micronesia. En algunos casos, como en Ecuador y, durante un tiempo, Zimbabue, la dolarización se hizo para frenar procesos de hiperinflación, mientras que en otros, como en El Salvador, fue necesaria para integrar la inmensa masa de remesas en dólares que enviaba al país centroamericano la población que había emigrado a Estados Unidos.

2. Bomba de Leliqs

Las Leliqs (Letras de Liquidez del Banco Central) son una de las obsesiones más recurrentes de Milei en materia económica. Esencialmente, estas son un bono o un préstamo que toma el Banco Central, a 18 días, de parte de los bancos. Hoy, tienen una tasa de interés anual del 254,8%.

Esta herramienta nació en enero del 2018, durante el gobierno de Mauricio Macri, como una forma de ofrecer una inversión que tentara a los bancos de comprar pesos para ponerlos en esta herramienta y reducir la cantidad de pesos circulantes. Con el tiempo, el peso de las Lelics ("emisión futura", según consigna repetidamente Milei) sobre el balance del estado fue aumentando hasta llegar a los 40.000 millones de dólares actuales.

3. Libre competencia de monedas

La libre competencia de monedas es un concepto que Milei introdujo cuando la idea de dolarizar comenzó a desdibujarse. Basado en un concepto del economista austríaco Friedrich Hayek, la idea consiste en permitir la circulación legal de todo tipo de monedas. En su libro La desnacionalización del dinero, Hayek hablaba de la posibilidad de que los estados dejen de emitir sus monedas para darle espacio a que lo hagan los privados, y que estas monedas compitan entre ellas.

La idea de Milei, en principio, es menos radical que la del autor. El presidente electo busca permitir la circulación, en Argentina, de monedas emitidas por otros países, cada uno con su propio banco central y monopolio emisor.

4. Obra pública "a la chilena"

La obra pública es una de las inversiones más importantes de cualquier estado del mundo. Ya sea con objetivos estratégicos o para asegurarle a los ciudadanos una serie de servicios básicos, casi todos los países que pueden hacerlo se ocupan de construir autopistas, cloacas, rutas, puentes, ferrocarriles, y demás obras que requieren inversiones millonarias. Para esto se usan diversos medios: financiación pública, préstamos específicos, o inversión privada.

En Chile, el país en el que se referencia Milei a este respecto, muchas obras se realizan a partir de la inversión privada. Esencialmente, el estado determina que determinado trabajo debe realizarse y lo licita, varias empresas presentan sus proyectos y el gobierno le da la luz verde a alguno de ellos. A cambio de realizar la obra, la empresa en cuestión pasa a poder usufructuarla por una determinada cantidad de años, luego de los cuáles el contrato puede renovarse o no. Esto ocurrió en Argentina para, por ejemplo, la construcción de la autopista Buenos Aires-La Plata, que recibió financiamiento privado a costa de obtener la explotación de los peajes por los siguientes 22 años, contrato negociado durante el gobierno de Carlos Menem.

Este sistema deja lugar a otras preguntas, centradas sobre todo en aquellas obras que son necesarias para el bienestar público o el desarrollo económico pero no resultan rentables para los privados. Por ejemplo, el asfalto de las muchas calles de tierra de los conurbanos argentinos, los caminos rurales, o la construcción y arreglo de escuelas públicas.

5. Estanflación

Milei advirtió, poco antes de asumir, que, al menos durante los primeros meses, su gobierno enfrentará una estanflación. El presidente electo lo explicó así: "Va a haber una estanflación, porque cuando hagas el reordenamiento fiscal eso va a impactar negativamente en la actividad económica".

La estanflación es uno de los fenómenos económicos más dolorosos para las sociedades a las que afecta. Esencialmente, es un determinado período de tiempo en el que la economía no crece, o incluso cae el PBI, pero los precios suben. En ese contexto, como los ingresos de muchas personas no van a aumentar al ritmo, ni cerca, de la inflación, aumenta la pobreza y, en muchos casos, el desempleo.

La primera vez que esto ocurrió en nuestro país fue en 1975, cuando la inflación anual fue del 182% y el país no creció. Al año siguiente, ya con la dictadura instalada, el PBI cayó un 2% y la inflación fue del 400%. La combinación de inflación y estancamiento se volvió a registrar en 1978, 1981, 1982, 1985, 1988 y 1990. Durante la época del 1 a 1 no hubo inflación, aunque hubo años de fuerte caída de la actividad, y la estanflación volvió en el 2002 y se repitió en el 2009, 2012, 2014, 2016, 2018, 2019 y 2020.

Está pasando