Miércoles, 21 de Febrero de 2024 Algo de nubes 23.6 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 23.6 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $882
Dólar Blue: $1115
Política

Kicillof y Cornejo discutieron frente a la UIA: ¿cuál es el mejor modelo para la industria?

Axel Kicillof y Alfredo Cornejo protagonizaron una discusión sobre economía en la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA). En la mesa también estaban los gobernadores Raúl Jailil, de Catamarca, e Ignacio Torres, de Chubut.

En el panel llamado "Hay Industria, Hay Futuro", Kicillof empezó afirmando que "lo que pasa en la industria depende mucho de las políticas públicas macroeconómicas que determina la Nación y también las provincias".

El gobernador reelecto siguió: "Para comparar modelos económicos, entre 2016 y 2019 el PBI bonaerense cayó 5,5%, pero la industria cayó un 20%, una caída histórica". Siguió: "Fue un industricidio para la Provincia de Buenos Aires, que es el corazón industrial de Argentina". Además, Kicillof recordó que su provincia tiene "el 50% del producto industrial del país". Planteó: "Para nosotros, la industria es la columna vertebral y por eso nuestra identidad es productiva".

Luego, el gobernador defendió el modelo del gobierno de Alberto Fernández: "Del 2020 al 2022, estamos subiendo y recuperando la situación del trabajo y la producción. Veníamos de una desindustrialización y ahora estamos en una reindustrialización, con dificultades, pero en estos 4 años recuperamos lo pedido durante el macrismo y con una pandemia en el medio". Expresó: "Nosotros defendemos la producción y el trabajo y lo vamos a seguir haciendo".

Cornejo decidió dar la discusión con Kicillof: "Hay empresas que sobreviven todavía a pesar de las malas políticas macroeconómicas del Gobierno nacional". El gobernador radical coincidió con Kicillof en que "las reglas de juego más importantes las pone el Estado nacional", pero afirmó que "deben tener un orden y reglas de juego claras". El mendocino destacó la necesidad de "tener equilibradas y ordenadas las cuentas macroeconómicas". Expresó: "A las provincias las favorece ese orden macroeconómico porque las empresas de varios sectores se ven favorecidas y empiezan a crecer como ya pasó en 2005, 2006 y 2007 en el gobierno de Néstor Kirchner". Siguió: "Hoy, Mendoza da certidumbre con las reglas de juego claras, pero la Nación viene dando distorsiones muy claras".

Kicillof le contestó: "No alcanza con el orden macroeconómico y la estabilidad para tener un modelo favorable para la industria. Es importante el orden macroeconómico, pero no alcanza porque hay regímenes macroeconómicos que son favorables a la industria y otros que son desfavorables para el sector". Siguió: "Uno de los ejemplos de eso fue la convertibilidad de los '90, porque había estabilidad, pero también había apertura indiscriminada de importaciones y tasa de intereses y tarifas en dólares, lo que fue muy malo para la industria".

Cornejo, por su parte, dijo que "algunas provincias vienen haciendo una reducción de Ingresos Brutos que es el principal impuesto de las provincias y también es el más distorsivo", pero "la mayor presión impositiva la lleva el Estado nacional". Para cambiar esto, aseguró Cornejo, "se necesita un gran pacto de reducción de la presión impositiva y una optimización del gasto público". Planteó: "El sector privado debe mantener bien alta la bandera de bajar impuestos, pero también exigir a su dirigencia que gaste bien".

Kicillof, por su parte, comentó que "entre varios mitos, la provincia de Buenos Aires es uno de los distritos que menos depende de los recursos nacionales". Siguió: "La provincia aporta casi un 40% y recibe solo el 22. Buenos Aires es la provincia más perjudicada en el reparto de la coparticipación; es la que menos gasta en empleo público, si se la mide por la cantidad de habitantes que tiene".

El panel terminó con un intercambio de chicanas entre ambos. Cornejo planteó: "Axel no dice que en estos 4 años tuvo un dineroducto de recursos por afuera de la coparticipación". El gobernador bonaerense contestó: "Los números del informe son del 2022 con todos los recursos recibidos. Lo aclaro para que no haya mentiras en el panel".

Está pasando