Hace falta la noche para ver las estrellas

Yo crecí esperando una noche de lluvia, un congestionamiento de tránsito, el cenicero del auto siendo vaciado por la ventanilla, procurando no mojarme, bajando el vidrio tan solo unos centímetros, y que al mirar a un costado, sin buscar nada, un par de ojos marrones me miraran y me dijeran ahí, entre el ruido y … Sigue leyendo Hace falta la noche para ver las estrellas